Qué tipo de piel sensible tienes según su comportamiento

Usualmente cuando le preguntas a una mujer sí tiene la piel sensible la respuesta es afirmativa. Sin embargo, no toda piel sensible es igual a otra. Conoce qué tipo de piel sensible tienes para saber cómo debes tratarla.

La piel sensible se diferencia en el grado que tienen sus síntomas. Existen tres diferentes tipo de piel sensible. ¿Qué tipo de piel sensible tienes tú?

Piel irritable

Es la típica piel sensible que se irrita y enrojece absolutamente por todo.

  • El sol y el cambio climático puede enrojecerla después de algunos minutos.
  • No importa que tanta crema hidratante utilices, tu piel siempre estará reseca.
  • Este tipo de piel sensible es muy escandalosa con los productos de belleza. Cuando algún producto no le viene bien empieza a escamarse.

Recomendaciones: 

  • Cuida muchísimo tu alimentación, pues en ella esta el motivo de la resequedad.
  • No abuses de los productos de belleza, de vez en cuando utiliza mascarillas naturales.
  • Aléjate todo lo posible del sol. Este no contribuye en nada en la salud de tu piel. No olvides que el protector solar es indispensable todo el tiempo.

Piel sensible con rosácea

Eres del tipo de piel sensible que siempre está roja. De hecho, esta es una enfermedad y se llama rosácea. Se debe a que tus vasos capilares son demasiado sensibles. Cuando tu piel se irrita de más, las venitas de tu rostro comienzan a asomarse.

  • Tu piel enrojece más al contacto con el sol.
  • Tienes demasiada fragilidad capilar. Muchas veces cuando te exfolias se pueden formar rojeces o costras que duelen.

Recomendaciones:

  • Evita las exfoliaciones con azúcar a toda costa. Para ti las mejores exfoliaciones son las químicas, con productos suaves para la piel.
  • Nunca dejes a tu piel sin protección solar, el sol puede agravar la condición de tu piel.
  • Busca terapia láser para mejorar la resistencia de tu piel. Te ayudará a desinflamarla, bajará  el tono de rojo de tu tez y se volverá más resistente.

Piel intolerante

Este tipo de piel tiene una reacción inmediata ante cualquier factor externo. Quienes tienen este tipo de piel sensible lo saben. No hay crema, maquillaje o perfume que puedan probar sin temor a que su piel reaccione agresivamente.

Recomendaciones:

  • Utiliza productos hipoalergénicos. Evita los productos que contengan fragancia; suelen ser los más dañinos para este tipo de piel.
  • Terapia láser. Ayudará a que tu piel se vuelva más fuerte y resista mejor los químicos.

Ahora que conoces qué tipo de piel sensible tienes, empieza a cuidar de ella como lo merece.

Este video te puede gustar