¿Tienes la piel asfixiada?

¿Tu piel se ve seca y sin vida? En la vida cotidiana no le prestamos demasiada atención a las capas acumuladas de piel que podemos tener. Entonces, lo que empieza como un simple engrosamiento puede acabar en foliculitis. Cuando eso ocurre, es posible que tengas la piel asfixiada.

¿Como que la piel asfixiada?

shutterstock_371452981

Puedes tener la piel asfixiada cuando empiezan a formarse capas extra como signo de autodefensa. Nuestra epidermis nos protege, finalmente es el órgano más grande del cuerpo y cumple sus funciones día a día. Cuando empieza a engrosarse varias son las causas, no todas malas:

  • El roce constante contra la ropa.
  • Fumar. Debido a las toxinas del tabaco, es posible que se acumulen capas de más en la piel entorpeciendo la renovación celular.
  • La fricción contra los zapatos.
  • El desequilibrio hormonal.
  • Uso de algún cosmético que altere el pH de la piel.

Nuestra piel se engrosa naturalmente. Después de 28 días se renueva eliminando las capas que no necesita. Sin embargo, algunas veces las capas de piel pueden acumularse una a una sin desprenderse. Este proceso provoca una condición llamada hiperqueratosis, la acumulación excesiva de queratina.

Lo que te provoca

shutterstock_84193273

La hiperqueratosis provoca que tu piel se asfixie, pues al no desechar las capas de células muertas estas empezarán a causar problemas alterando su textura. Esto genera:

  • Piel reseca
  • Foliculitis
  • Eczema
  • Inflamación
  • Callosidades
  • Pequeños granitos

Todos estos problemas hacen que tu piel luzca seca, al mismo tiempo que las capas extras de piel tapan los poros y crean pequeños granitos que, al no encontrarse en la superficie, dificultan su extracción.

Deshazte de ella

shutterstock_395290918

La salud de tu piel comienza con tu alimentación diaria, así como con tus hábitos. Deshazte de aquellos que perjudican tu epidermis. Si ya se ha presentado la hiperqueratosis, puedes empezar por exfoliar tu piel una vez a la semana, de esta forma eliminarás las capas extra de piel. Si el problema continúa, lo mejor es que consultes a tu dermatólogo. No permitas que tu epidermis se vea reseca.

¿Cómo cuidas tu piel?

Este video te puede gustar