¡Ten cuidado: tallar tu piel es lo peor que puedes hacerle!

Chicas, la regla número 1 para el cuidado de la piel desde ahora será no tallar tu piel de más. Tras muchos años del típico regaño de mamá “tállate bien” nuestra piel ha sufrido incontables daños. Al parecer, este es el peor hábito que puedes tener al bañarte. Por supuesto que esto también incluye la piel de tu rostro…

Deja de tallar tu piel

Es un gran error de nuestra parte tallar al extremo nuestra piel. La capa externa de la piel se llama estrato córneo y está conformada por células de queratina. Prácticamente estas células ya están muertas; son la que protegen nuestra piel de los posibles daños externos. Su presencia es necesaria pues nos ayudan a combatir bacterias y posibles agentes patógenos del exterior. Además, contribuyen a mantener la humectación adecuada del cutis para que no se dañe. Tallar tu piel altera este delicado balance, por lo que debes frenarlo de inmediato.

Limpia tu piel correctamente

Hoy en día hay un sinfín de esponjas y cepillos que dicen limpiar perfectamente tu piel. Pues déjame decirte que es suficiente con la espuma del jabón que usas en el día con día. No es necesario tallar tu piel con ninguno de estos aditamentos. Al contrario, solo basta con las esponjas más suaves que encuentres, pues son más nobles y no solo protegerán la capa externa de tu piel, sino que la limpiarán correctamente.

Algunos cuidado extra

No olvides que, ante todo, tu piel necesita de vez en cuando una ligera exfoliación, que puedes hacer con una simple receta en casa. Así mismo mantenerla hidratada es lo ideal para evitar las estrías. No olvides que el protector solar es indispensable cuando vayas a estar expuesta al sol. Como ya sabes, el sol es el principal enemigo de la piel, puede provocarte envejecimiento prematuro. Entonces, es mejor prevenirlo siempre aplicando una o dos capas de bloqueador solar diariamente.

Este video te puede gustar