Tatuajes en las manos, esto es todo lo que tienes que saber

Son pequeños, bonitos, en muchas ocasiones dulces y discretos. Los tatuajes en las manos son los que más se ven. Es por ello que debes tener un cuidado muy especial si decides hacerte uno de ellos. Te voy a contar todo sobre los tatuajes en las manos.

Los diseños

Son diseños muy minimalistas, geométricos y, sobre todo, son chiquitos. Hoy en día, muchas parejas están utilizando los tatuajes como un anillo de compromiso que, literalmente, puede acompañarlos el resto de su vida. Los anillos reales tienen un gran enemigo, pues la tinta no puede ser borrada tan fácilmente. En estos últimos años los tatuajes en zonas más visibles han aumentado considerablemente. La sociedad está cambiando, así que un tatuaje en la mano o en la cara ya no es una señal de trabajar en un barco o de haber estado en la cárcel… afortunadamente.

Pero…

Claro que en todo hay un pero, al tatuar una zona tan visible como las manos tienes que tomar algunas cosas en consideración.

  • Es una zona que está constantemente en contacto con la luz, el agua, crema, jabón, etc., así que es muy probable que el desgaste de la tinta sea más rápido que en otras zonas.
  • Toma en cuenta que un tatuaje en la mano va a deteriorarse mucho más rápido que cualquier otro.
  • Por otra parte, por la forma de las manos (son una zona con mucho hueso y planas) es probable que la aguja no penetre de una forma uniforme. Por mucho que escojas a un gran tatuador, es probable que el dibujo que escojas no salga al 100%.
  • Las zonas que favorecen los tatuajes por su carnosidad son el antebrazo y los muslos. En estas, un tatuaje puede conservarse sin retoque dos décadas.

Toma en cuenta tu carrera laboral

Es importante que tomes en cuenta tu carrera a largo plazo, si bien últimamente es más común ver gente tatuada, algunas profesiones siguen siendo muy conservadoras. Por ejemplo: no es lo mismo que seas una abogada a una diseñadora creativa. Las abogadas se pueden dar el lujo de tener tatuajes ocultos; en cambio, las diseñadoras pueden ser un poco más libres en ese aspecto.

Llegando al final de estos pros y contras, la pregunta sería: ¿me lo hago o no? A lo que te contesto: puedes hacerlo sin problema si es un tatuaje que no te canse ver nunca. Si es algo significativo, que anhelas y vas a querer conservar hasta tus últimos días, como un anillo de matrimonio, adelante, merece la pena correr el riesgo. Si estás dudosa, es mejor que esperes o quizás es mejor que escojas un lugar menos visible.

Este video te puede gustar