Sombras oscuras: cuándo sí y cuándo no

Las sombras oscuras están de super moda en esta época, pero eso no implica que nos favorezcan a todas. Son sombras que requieren cuidados extra, pues es complicado mantener un look limpio al aplicarlas. Su pigmento es tan intenso, que realmente necesitas sentarte a considerar si te favorecen o no.

Tu color de ojos

Las sombras oscuras predominantes son en gris oscuro, café y negro. Cada uno le favorece más a cierto color de ojos. Si tus ojos son azules, te favorece el negro y el café. Si tus ojos son verdes, te va bien el marrón oscuro, pero también puedes probar con púrpura o verde oscuro. Finamente, si tus ojos son cafés, opta por usar sombra negra.

¿De día o de noche?

Mucho tiempo tuvimos la idea de que las sombras oscuras son exclusivas para la noche, pero esa regla ya es cosa del pasado. Definitivamente no es ideal para un look cotidiano, pero en un evento especial de día se verá bien con el makeup correcto. Si no quieres que tus ojos se vean demasiado oscuros, puedes contrastarlo con sombras beige, champaña o dorada en versión metálica para que luzca tu mirada.

Ojos pequeños

La sombras oscuras le dan profundidad al ojo lo que implica hacerlos más pequeños. Por lo tanto, si tu párpado fijo es pequeño, vale la pena que lo evites pues solamente lograrás quitarles vida. Si este es tu caso, lo mejor es que pruebes con tonos más claros y luminososcon marrones opacos. Los marrones son colores más neutros que le sientan bien a todos los colores de ojos.

¿Para piel blanca o morena?

Si tienes la piel muy blanca puede que estos colores te hagan ver más pálida. Sin embargo, la combinación con colores más claros puede evitar que te haga ver enferma. La ventaja de las morenas es que estas sombras oscuras crearán un contraste que resaltará todas tus facciones.

Este video te puede gustar