Si te muerdes las uñas, esto es para ti

¿Has notado cuántas veces en el día te muerdes las uñas? Podrías asegurar que ninguna vez, pero créeme, en muchas ocasiones lo puedes llegar a hacer incluso de manera inconsciente. El problema, es que ese mal hábito a la larga puede desencadenar problemas graves. Piensa en todas las bacterias que se alojan en tus manos, ¿en dónde van a parar? Tranquila, aunque morderse las uñas es un mal hábito, te compartiré algunos consejitos para que dejes de hacerlo.

Mantente ocupada

Esa fijación que tienes por tener tus dedos en la boca puede ser remplazada por otro hábito. Busca alguna pelota de gel que puedas apretar cuando la tentación llegue. Finalmente, hoy en día existen un sinfín de artefactos diseñados para eliminar la ansiedad o lidiar con ella.

Usa gelish

Una de las mejores opciones para dejar de morderte las uñas es aplicar gelish. No obstante este  manicure puede debilitarlas aun más, no lo uses todo el tiempo. Deja descansar tus uñas cada tres semanas y usa un esmalte transparente para fortalecerlas y repararlas del daño causado. El gelish es bastante duro y sabe horrible, por lo que tendrás una tentación menos, si lo usas.

Un poco de vaselina

Mantener tus manos hidratadas será una misión para ti de hoy en adelante. Usa vaselina, esto creará encima de tus uñas una textura un tanto pegajosa que no es nada apetecible. Al mismo tiempo, las grasas que contiene este bálsamo sirven para reparar las posibles cortadas que tienes alrededor de tus uñas. De hecho, también ayudarás a regenerar la cutícula dañada, en poco tiempo. Dejar de morderte las uñas es una batalla contra ti misma.

Cuida su apariencia

Una de las razones más comunes por las que terminas mordiéndote las uñas es porque se te rompen muy fácilmente. Al no tener con qué arreglar el daño, la solución más sencilla es morder hasta eliminar el molesto corte accidental que tienes. Anticipándote a este escenario, lleva contigo una lima en todo momento. Piensa que entre más arregladitas traigas tus uñas será mucho más difícil que las muerdas.

Este video te puede gustar