Sérum: ¿es realmente necesario para tu piel?

Para que la piel se mantenga en buen estado necesita ciertos cuidados. Para mantenerte hermosa todo lo necesario para tu piel implica calidad. Entre los productos disponibles está el sérum, que promete brindarle muchos beneficios a tu cutis.

El sérum y tu piel

La tez femenina se va desgastando con el paso del tiempo. Además, empieza a tener necesidades y cuidados diferentes, pues su condición cambia. Es importante recalcar que cada piel tiene diferentes necesidades debido a diversos factores. Desde el estilo de vida, la alimentación hasta el lugar en el que vives son elementos que afectan de modo diferente a otras mujeres. El sérum garantiza un cuidado más profundo a tu piel. Además de que ayuda a que tu crema actúe mejor para humectar tu cara mientras duermes. Todo esto lo logra porque prepara tu piel durante toda la noche, mientras la protege de los efectos de la oxidación.

¿Qué es?

Tiene una textura ligera que refresca la piel, además de que se absorbe fácilmente. Su fórmula posee tiene una altísima concentración de activos que actúan en las capas más profundas de la piel. Para que funcione mejor debe ser aplicado por la noche. Debes aplicarlo antes de la crema hidratante y después de haber retirado las impurezas de tu piel. Usarlo por la noche ayuda a que se aprovechen al máximo sus beneficios, así tu piel lucirá más joven a la mañana siguiente. Para hacerlo, sólo aplica con leves presiones en tu rostro, realiza suaves movimientos del interior al exterior. El cuello, mentón y escote también se benefician con este.

¿Es necesario para tu rostro?

El sérum es bueno para el cutis porque tiene mayor concentración de activos que una crema hidratante. Su textura es fresca y ligera, se absorbe en poco tiempo y no deja ninguna sensación grasosa. Además, la mayoría de presentaciones no tienen olor. Su dosificador te ayuda a usar la cantidad necesaria y una o dos gotas bastan para cubrir el rostro y cuello.

Este video te puede gustar