Se te rompió una uña… alto, te doy un remedio para ello

Pasas mucho tiempo esperando que tus uñas crezcan a una altura adecuada para pintarlas cuando de pronto, ¡ups, se te rompió una uña! Es peor aún cuando tienes gelish o uña de acrílico; sin embargo, este contratiempo tiene una solución.

Un poco de pegamento

En caso de que tengas uñas de gelish y desafortunadamente se te ha roto una, te recomiendo usar una sola gota de pegamento como medida de emergencia. Este es el primer recurso para evitar que esta ruptura te quite el 90% de tu uña. Luego las puedes retocar sin ningún problema. Recuerda que las uñas frágiles tienen una causa muy común, y esa es una mala nutrición.

Una capa más de  barniz

Si la ruptura no es tan grave y aún puedes conservar tu uña, aplica una capa de barniz. Este remedio te servirá hasta que tu uña crezca lo suficiente para deshacerte del lado roto. Dos capas de barniz serán suficientes para que no arruines tu manicura.

No dejes que se te rompan

Hay que tomar ciertas precauciones para que evites el ¡ups, se te rompió una uña! Además de llevar una buena alimentación para tener unas uñas más fuertes, hay algunos hábitos que puedes seguir para fortalecerlas.

  • Límalas en vez de cortarlas. Si tienes muy frágiles las uñas bastará con que las limes de vez en cuando.
  • Utiliza un endurecedor. Este ayudará a proteger tus uñas.
  • Usa guantes a la hora de lavar los trastes, evitarás que tus manos se maltraten.
  • Procura hidratar tus manos con aceite o crema humectante todos los días.

Que se te rompa una uña no es lo peor del mundo; sin embargo, podemos ayudar a que se vuelvan fuertes. No lo olvides que el cabello, tu piel y tus uñas pueden delatar tu estado de salud el día de hoy. 

 

Este video te puede gustar