Cómo aprovechar todos los tipos de lipstick y saber cuál es mejor para ti

Todas sabemos que existen varios tipos de lipstick pero, ¿sabes cómo usarlos? Cada una de las presentaciones tiene beneficios diferentes. No tienes que ser exageradamente estricta con estos consejos, pero sí puedes aprender a usar estas herramientas a tu favor. Si hay algún formato que no hayas probado, ¿por qué no aprovechas y le das una oportunidad?

Lápiz

De todos los tipos de lipstick, este es el más común. Es un cosmético de larga duración con consistencia cremosa. La mayoría son hidratantes y ofrecen una inmensa variedad de colores. Existen diferentes subgrupos: mate, cremoso, perlado, brillante, metálico, etc. Para aplicarlo, debes comenzar en medio de la boca y luego avanzar hacia los bordes. Es un indispensable y duradero, busca solo los colores que favorezcan a tu tono de piel.

Bálsamo

Es un producto hidratante que protege, nutre y repara tus labios. La mayoría de las veces podrás conseguirlo en tonos neutros o sin color, pero también existen algunos en colores divertidos. Es preferible usar bálsamos naturales y neutros que aquellos que contienen aditivos o saborizantes.

Delineador

Este producto es indispensable pues es ideal para profundizar el color natural de los labios y hasta puede agrandarlos. Su textura puede resecar los labios pues crea una barrera para que tu makeup no se corra. Por lo tanto, necesitas hidratar bien tus labios con algún bálsamo antes de aplicar el delineador. La ventaja es que tu lipstick durará más tiempo y quedará mucho más marcado y prolijo.

Brillo

El brillo de labios le sienta bien a cualquier mujer pues aporta suavidad y humectación a los labios. Estos productos están impregnados de pequeños destellos que reflejan la luz y hacen que la boca se vea brillante y carnosa. Antes de aplicarlo debes exfoliar e hidratar tus labios pues resalta las grietas o los pellejitos. Aunque hay versiones sin color, si optas por una que tenga color es vital que busques un tono que realmente te favorezca.

Cómo elegir el correcto

Sin importar los tipos de lipstick que prefieras, opta por tonos más claros durante el día y reserva los más llamativos para la noche. Durante el día, un lápiz labial mate o cremoso te dará un look más refinado especialmente si usas tonos naturales. Para la noche los colores brillantes crean un efecto encantador debido al cambio en la iluminación. A la hora de probar lipsticks necesitas tonos que complementen el tono de tu piel y el color natural de tus labios. Si no te encanta usar mucho maquillaje, puedes llevar la atención a tus ojos y solo usar un brillo labial sin color.

Este video te puede gustar