S.O.S: me aparecieron arañitas en las piernas, ¿qué hago?

Es muy probable que ninguna mujer se salve de tener estas pequeñas arañitas en las piernas. Es un mito que estas aparezcan solo en las pieles maduras. Estas suelen comenzar a verse durante los 20 o los 30 años.

¿Por qué aparecen?

Existen diferentes razones por las que aparecen estas pequeñas arañitas mejor conocidas en el ambiente médico como telangiectaseas. Las causas son múltiples, aparecen normalmentee en las piernas por factores genéticos, hormonales, embarazo, tratamientos anticonceptivos, menopausia o bien por tener una vida muy sedentaria. De hecho, esta afección no tiene ninguna correlación con la edad. Estas telangiectaseas no son particularmente un riesgo para la salud, pero tienes que prestarles atención pues si comienzan a crecer tendrás que acudir a tu médico.

Existen diferentes tipos de telangiectaseas

  • Simple o lineal
  • Arborizadas: Son pequeñas y pueden abarcar unos cuantos centímetros.
  • En araña o estrella.
  • Puntiforme: Literalmente son puntitos de color rojo o morado.

 

¿Se quitan?

Sí, hay distintos tratamientos para eliminarlas o mitigarlas. Se puede utilizar:

  • Tratamiento láser indoloro y muy eficaz. En este tratamiento la sangre atorada es tratada para que se seque y sea reabsorbida paulatinamente por tu cuerpo. Este es el tratamiento más recomendado por los médicos.
  • Escleroterapia. Se hace con una aguja muy delgada y chiquita. Se inyecta un líquido que provoca el encogimiento de las venas para que posteriormente desaparezcan. Es un tratamiento muy sencillo que funciona en un 80 %.

Para que el cambio sea duradero

 

Hay varias formas en las que puedes darle la vuelta a las várices. Comenzando por una buena alimentación, hacer un poco más de ejercicio y no permanecer más de dos horas seguidas sentada. También es recomendable que le des un masaje a las áreas más afectadas, para que la circulación fluya fácilmente. Muchas chicas con vidas sedentarias ayudan a su cuerpo subiendo las piernas a 90° sobre una pared. Esto favorece el retorno venoso, alivia la hinchazón y también el hormigueo.

Tener arañitas es normal, no te asustes. Tampoco es algo por lo que tengas que preocuparte demasiado, siempre que sean delgadas y chiquitas.

Este video te puede gustar