Cómo rescatar esa máscara carísima que se hizo dura

La máscara de pestañas o bien el rímel, es un cosmético super importante de tu makeup de todos los días. Para las fanáticas de las pestañas largas es el producto predilecto. Por lo que es horrible cuando descubres que la máscara carísima que compraste ya está seca. Afortunadamente existen formas de rescatarla si no han pasado más de tres meses desde que se abrió el producto. Estas son tres formas de rescatar tu máscara carísima.

Unas gotitas de suero fisiológico

La respuesta a tus plegarias es el suero fisiológico, maravilloso para rescatar tu rímel. Solo tienes que agregar dos o tres gotitas de suero para resolver el problema. Mezcla el suero con el mismo aplicador y tu máscara quedará como nueva. Sin embargo, este truco no aplica para las máscaras a prueba de agua, ya que al agregarle el suero su consistencia de altera.

Recurrir al baño María

El baño María es excelente. Calienta agua en un recipiente y deja caer el rímel dentro del agua. Déjalo ahí hasta que el agua se enfríe lo suficiente para que puedas sacarlo. Así, tu máscara carísima se ablandará y podrás usarla para maquillarte. Esta técnica aplica para cualquier tipo de máscara.

Aceite mineral

Este es otro ingrediente que puede funcionar con todo tipo de máscaras. Añade solo dos o tres gotitas de aceite mineral a tu máscara carísima e incorpóralo con el aplicador. Mueve el aplicador hasta que sientas que comienza a disolverse.

Mezcla el suero y el aceite mediante movimientos circulares. Evita bombear el aplicador, para no generar burbujas de aire. Aquí te explico cómo usar tu rímel para tener una mirada más impactante. 

Este video te puede gustar