5 remedios naturales para pies agrietados

Los talones agrietados no son nada favorecedores, pues tus pies se ven descuidados y poco estéticos. Además de ser los causantes de tu mal humor debido a que son dolorosos. Ya sea por caminar mucho todos los días o usar zapatos cerrados con frecuencia, los talones agrietados son una molestia que tiene solución. Así que no te preocupes, pues volver a tener pies bonitos no es complicado ni tan caro. Te compartimos algunos remedios para eliminar las grietas de tus pies de una vez por todas.

Vaselina

Este tratamiento con vaselina y zumo de limón actúa profundamente sobre tus talones agrietados y resuelve este problema ablandando las durezas. Lo único que tienes que hacer es sumergir tus pies dentro de una cubeta con agua caliente y sal durante 15 minutos. Luego, mezcla una cucharada de vaselina y otra de zumo de limón. Al sacar tus pies de la cubeta, sécalos suavemente con una toalla. Para finalizar, unta la pasta sobre tus talones, ponte unos calcetines de algodón y duerme con ellos toda la noche.

Limón y glicerina

Para eliminar la resequedad de los pies este tratamiento natural es super efectivo. Lo que debes hacer es comprar en la farmacia glicerina líquida. Luego, en una cubeta vierte 3 litros de agua caliente con 5 cucharadas de sal. Añade el jugo de 1 limón, 3 cucharadas agua de rosas y 5 cucharadas de glicerina. Sumerge tus pies durante 15 a 20 minutos. Seca muy bien y con una piedra pómez raspa las durezas de tus talones. Repite este tratamiento cada cinco días reparar tus pies agrietados pronto.

Miel

La miel es casi milagrosa y beneficia tanto a la piel del rostro, como a la del cuerpo. También es la solución de tus pies agrietados ya que es capaz de regenerarla. Debes usar miel 100% natural para que pueda restaurar las heridas y grietas de los talones. Aplica dos gotas de miel sobre el talón y frota  la planta del pie dando un ligero masaje. Después de dar un rico masaje usa un calcetín viejo que no te importe manchar de miel. Deja que actúe durante media hora y retira con abundante agua.

Pasta de papaya

La papaya es un exfoliante natural que sirve para renovar y reparar la piel. Para crear esta pasta de papaya solo licua algunos trozos de papaya en la licuadora hasta que su consistencia sea espesa como puré. Después, aplica en las partes endurecidas de tu pie y deja reposar durante 20 minutos. Retira con abundante agua.

Mascarilla de plátano

Esta mascarilla es un excelente hidratante para tus talones agrietados. Es muy fácil de hacer solo necesitas 1 aguacate y 1 plátano. Machaca ambos ingredientes en un tazón hasta crear una pasta. Aplica con suaves masajes sobre tus talones y en las áreas afectadas de tu pie y deja reposar durante 20 minutos. Enjuaga muy bien ¡y listo! Repite este procedimiento dos veces a la semana.

Este video te puede gustar