Remedios cosméticos y tratamientos de belleza que puedes hacer con dos ingredientes

Nos encantan los remedios cosméticos pues son fáciles de hacer y en general nos dan buenos resultados. Sin embargo, a veces encontrar los ingredientes es toda una proeza. Incluso, hay ingredientes que ni en el súper encontramos. Para facilitarte la tarea, te traigo estos remedios que puedes elaborar con sólo dos ingredientes. Además, te aseguro que sí funcionan y aumentarás tu belleza fácilmente. ¿Quieres saber cuáles son?

Mascarilla de pepino y huevo

El pepino es muy conocido por sus beneficios cosméticos y su acción humectante. Su uso le aporta distintos beneficios a nuestra piel. Entre ellos se encuentran su acción como un multivitamínico, también funciona como astringente. Por otra parte, la clara de huevo nos ayuda a prevenir arrugas e hidratar el rostro. En consecuencia, ambos ingredientes dan beneficios al cutis. Para preparar la mascarilla, pela, lava y machaca la mitad de un pepino. Después, añade la clara de un huevo. Aplica la mezcla tanto tu cara como en tu rostro y deja que actúe durante 20 minutos. Después retira con agua fría.

Aprovecha los beneficios cosméticos del enjuague bucal

Hay días en los que cada centímetro de nuestro cuerpo nos duele de una forma inimaginable. Ni hablar de nuestros pies cuando hemos andado todo el día en tacones. Por tanto, necesitamos un remedio que los alivie un poco.  Por ejemplo podrías combinar cinco cucharadas de vinagre y cinco cucharadas de enjuague bucal de menta en una tina. Después sumerge tus pies durante 20 minutos. Al final lava tus pies con agua tibia y te sentirás más relajada. El vinagre nos ayuda  a eliminar las bacterias y células muertas y el enjuague a refrescarlos.

Elimina los puntos negros para siempre

Hay dos productos que combinados son capaces de eliminar los puntos negros al instante. Se trata de la miel de abeja y el bicarbonato de sodio. La miel de abeja tiene propiedades antisépticas, desinflamatorias y humectantes. Mientras que el bicarbonato de sodio sirve como exfoliante que nos ayuda a eliminar las células muertas de la tez. Por tanto, te ayudará a eliminar tanto el acné como los puntos negros. Sólo tienes que combinar una cucharada de miel y una cucharada de bicarbonato de sodio y aplicar la mezcla en tu rostro durante 10 minutos, después retírala con agua tibia.

Este video te puede gustar