Remedios caseros para blanquear tu sonrisa

La salud bucal es mucho más importante de lo que tú crees. Evita que el sarro y las caries opaquen tu sonrisa. Una mujer guapa se ve mucho mejor cuando sonríe, así que ponte las pilas y si te molestan los dientes amarillos aplica estos pequeños remedios caseros para blanquear tu sonrisa.

 

Bicarbonato con jengibre

Con estos ingredientes vas a blanquear tu sonrisa ya que tienen un efecto exfoliante. Esta pasta retira micropartículas de tártaro o sarro que hacen que los dientes se vean más amarillentos u oscuros. Solo ten cuidado, pues este tratamiento solo debe hacerse dos veces a la semana para evitar que el esmalte de tus dientes se desgaste y te cause sensibilidad.

Esto es lo que vas a necesitar:

  • 2 a 3 cucharaditas de bicarbonato de sodio
  • 1/4 cucharadita de jengibre en polvo
  • 3 gotas de aceite esencial de menta

Solo tienes que mezclar bien los ingredientes y guardar la pasta en un recipiente bien cerrado y lejos de la luz. Moja tu cepillo de dientes, coloca algo de la pasta normal y después añade la mezcla. Cepilla tus dientes y enjuaga al final.

 

Ahora un poco de fresa

Gracias a la vitamina C que contienen las fresas la placa dental y las manchas oscuras desaparecerán rápidamente. Además, este remedio contiene bicarbonato de sodio que ayuda a aclarar rápidamente los dientes. Al igual que el remedio anterior, te recomiendo utilizarlo solo de dos a tres veces por semana. No exageres o tu esmalte puede sufrir las consecuencias.

Necesitas:

  • 2 a 3 fresas
  • 1 pizca de sal gruesa
  • ½ cucharadita de bicarbonato de sodio

Solo machaca las fresas con un tenedor hasta obtener un puré. Después, mézclalo con lo demás ingredientes. Coloca la mezcla sobre el cepillo y aplica suavemente contra los dientes. No frotes, solo déjala reposando unos tres minutos. Pasado ese lapso puedes enjuagar los dientes y lavarlos con pasta normal.

Aquí te dejo otra receta con carbón activo que también es un remedio natural super efectivo. Yo lo probé y amé los resultados. Recuerda que para que estos remedios tengan un buen efecto, necesitas ser super constante para que funcionen.

Este video te puede gustar