Reduce el tamaño de los poros con láser

El tamaño de los poros depende mucho de la calidad de piel de cada persona. Las pieles grasas y mixtas son las que más problemas tienen con el tamaño de estos. Finalmente, con la edad algunos poros de la piel se vuelven más grandes debido a la acumulación de sebo. Esto ocurre durante la adolescencia. Sin embargo, hoy en día existe una forma muy sencilla de lidiar con esas imperfecciones. Te voy a explicar por qué tus poros se han vuelto más grandes. Reducir el tamaño de los poros con láser es la forma más práctica de acabar con en el problema.

Mis poros son enormes

La culpa la tiene la grasa. Desafortunadamente, hay pieles que naturalmente producen más sebo que otras. La acumulación de esta en el poro crea un hueco mucho más amplio. Conforme pasa el tiempo, el poro se queda así y no se cierra. Esto pasa por la falta de exfoliación y limpieza. Es todo un proceso que tus poros se vuelvan más grandes. Después de que el poro se tapa, se vuelve más grande a causa de la grasa oxidada. Esta es la razón de que aparezcan tantos puntos negros. Esos puntos negros en tu tez es la grasa oxidada dentro de los poros de tu piel.

Tu poros con láser se reducen

Los poros de tu piel se pueden reducir de distintas formas. La más común es utilizando hielo, sin embargo su efecto es poco duradero. Por otra parte, la terapia láser es completamente indolora. Con una sesión de 20 minutos tu piel se desinflamará y tus poros se verán más pequeños. Esta terapia sirve para eliminar pieles con acné, manchas, arrugas prematuras y también para cicatrizar cualquier tipo de herida. Es una terapia indolora y muy rápida, aporta grandes beneficios para tu piel. Además, puede aprovecharse prácticamente en cualquier parte de tu cuerpo.

Este tratamiento puede aplicártelo cualquier dermatólogo, cosmiatra o médico estético. Aunque no es un problema grave, la parte estética sí puede mejorar utilizando constantes exfoliaciones y el láser.

Este video te puede gustar