Cómo reconocer y tratar la dermatitis seborreica

La dermatitis seborreica es una condición común de la piel, que puede ser provocada por estrés, cambios de clima, ingredientes dentro de los productos de belleza o cambios de pH en la piel. Si bien es una condición bastante común, es una enfermedad crónica que requiere de cuidados específicos. Aprende un poco más acerca de ella y cómo puedes contrarrestarla.

No es grave pero es penosa

Esta condición dermatológica no es algo grave, pero sí puede resultar algo penosa. Aún no se sabe a ciencia cierta la causa de esta alteración; sin embargo, hay factores, como el estrés y la fatiga, que pueden desencadenarla. Es una afección crónica que puede empezar como una ronchita y extenderse hasta el cuero cabelludo, cara y cuerpo. De hecho, esta puede ser una causa subyacente de la caspa. Se caracteriza por la aparición de escamas de color blanco o amarillo.

Síntomas de la dermatitis seborreica

  • Escamas blancas  o amarillas. De aspecto grasoso y pegajoso.
  • Lesiones en la piel, pequeñas grietas y lesiones inflamatorias.
  • Placas que cubren una zona muy grande de la piel.
  • Piel grasa.
  • Comezón intensa.
  • Enrojecimiento de la piel.

Cómo lidiar con ella

Ya que este problema dermatológico es crónico, solo se puede aminorar y prevenir usando productos dermatológicos. Lo ideal es recurrir al dermatólogo para determinar un plan de acción. Si te han aparecido algunas ronchas, lo mejor que puedes hacer es recurrir a productos hipoalergénicos. Dejar de lado las cremas, perfumes y jabones con colorantes y de los productos de belleza que pudieran desencadenar esta alteración. Los dermatólogos suelen recetar shampoos y cremas con un leve contenido de antimicótico para atacar la dermatitis seborreica. Por otra parte, es super importante que bajes tus niveles de estrés haciendo un poco de ejercicio.

Este video te puede gustar