Razones por las que no deberías hacerte un tatuaje

¿Tienes ganas de hacerte un tatuaje pero no estás tan segura? Si has venido aquí es por esta razón, estás buscando una excusa para no hacerlo. Y bueno, yo tengo varias razones por las que no deberías hacerte un tatuaje este año o en toda tu vida. A pesar de que lucen muy bien y parece algo inofensivo, puede ser uno de los peores errores que cometas.

No te sientes tan segura

La inseguridad nunca es buena, sobre todo cuando estás a punto de hacer algo arriesgado, en este caso un tatuaje. Una de las razones obvias por la cuál no deberías tatuarte es que no estás convencida. Yo te recomiendo que no lo hagas si la razón es que está de moda, porque tu novio quiere un tatuaje de pareja o solo porque estás pasando por una mala etapa.

Puedes caer en manos equivocadas

No siempre sucede así pero sí existen muchísimos casos en los que el tatuaje sale muy mal. Si no tienes idea de quién es el tatuador, mejor ¡ni te arriesgues! Un trabajo mal realizado puede traer consecuencias como un diseño malo del tatuaje o contraer enfermedades debido al uso inadecuado de los materiales.

Prefieres gastar en un tatuaje barato

¡Es una mala idea! Normalmente un tatuaje barato es el más pequeño de todos. Por otra parte, podría llevarte a manos equivocadas como lo mencione anteriormente. Un buen tatuaje te saldrá muy caro, tómalo en cuenta.

No es fácil desaparecer un tatuaje

¡No hay vuelta atrás! De hecho, desaparecer un tatuaje es más costoso y complicado que hacerte el tatuaje. Así que sí no estás segura de qué diseño quieres mejor ni lo hagas. Tendrías que pasar por un tratamiento innecesario y pues ¿para qué perder el tiempo?

El paso del tiempo lo afecta al tatuaje

Algunas zonas del cuerpo como los brazos y las piernas pierden su elasticidad al paso del tiempo. Por esta razón la piel se vuelve flácida y el diseño se deforma y deja de lucir bien. Además, el sol y los cambios de peso también son factores que lo afectan.

Este video te puede gustar