Qué pasa con la piel que sobra cuando bajas de peso

Cuando pierdes un montón de peso por dieta y ejercicio, es normal que la piel se afloje y quede un exceso de la misma. La solución más práctica a este problema es la cirugía. Si estás en está situación, te voy a contar un poquito más al respecto, sobre la piel que sobra…

¿Por qué ocurre la piel floja después de una gran pérdida de peso?

Este problema puede deprimir bastante a las chicas que han pasado meses e incluso años bajando de peso. Si tenías un cuerpo grande, el exceso de grasa estiraba tu piel. Combina ese estiramiento con el hecho de que el colágeno y la elastina van disminuyendo conforme pasan los años y obtendrás la receta perfecta para un excedente de piel. Esta piel excedente puede no contar con la suficiente elasticidad para contraerse a su nuevo tamaño. De hecho, las estrías son una señal de que la piel ya no puede estirarse más allá de ese punto. Así que al bajar de peso es muy probable que la piel quede floja y colgando.

¿Todos tienen la piel floja después de una gran pérdida de peso?

El factor genético dicta mucho de quien queda con la piel colgando y quien no. Es difícil predecir quién quedará con qué estragos. La magnitud de la pérdida de peso no predice cuánto excedente de piel va a existir. La genética, el tabaquismo y otros malos hábitos puede degradar el colágeno y la elastina. La exposición al sol también juega un papel super importante en la piel. Algunos aseguran que perder peso rápidamente incrementa las posibilidades de tener piel colgando. Sin embargo, no es necesariamente el caso.

¿La piel suelta desaparecerá por si sola?

Es una posibilidad, pero eso puede llevar mucho tiempo. La piel residual puede llegar a encoger, pero éste es un proceso de semanas, meses, incluso años. Si después de uno o dos años la piel sigue floja, es posible que no se apriete más. 

¿Los métodos sin cirugía funcionan?

Lamentablemente no, los métodos no funcionan a la perfección. Por ejemplo las prendas de compresión se puede usar para contener la piel que sobra, sin embargo no lograrán un cambio a largo plazo. Las pequeñas cantidades de piel suelta se pueden tratar con maquinaria como la radiofrecuencia. Sin embargo el exceso grave de piel sólo se quita con cirugía. Lo ideal es someterte a un cirugía donde se moldeará tu abdomen. A largo plazo, esta cirugía puede ayudarlo a mantener el peso. Después del contorno corporal, las mejoras en el funcionamiento físico y social ayudan a reforzar los cambios saludables en el estilo de vida.

Este video te puede gustar