Pst, pst… crea tu propio limpiador facial con aceite de oliva

Cuidar tu piel debe ser una de las prioridades en tu vida. Si lo haces, podrás lucir radiante en todo momento, sin importar la edad que tengas. En la cocina puedes encontrar muchos ingredientes que te ayudarán en esas situaciones. Aprende a hacer tu propio limpiador y sácale el mayor provecho.

Ingrediente de cocina

Algunos ingredientes de tu cocina son increíbles aliados en tu rutina de belleza. Un ejemplo son los aceites que aportan muchos beneficios a tu piel y cabello. Muchas chicas se detienen a usar el aceite en la piel por temor a que el exceso de grasa afecte su cutis. Sin embargo, el aceite de oliva es indicado para el cutis, sin importar si tu piel es seca, mixta o grasa.

Cómo usar el aceite en tu piel

El aceite de oliva ayuda a que tu piel se mantenga humectada y nutrida en todo momento. Además, sirve como limpiador natural de tu rostro. Gracias a él, tu cutis se mantiene libre de impurezas. Tú puedes crear tu propio limpiador.

Cómo hacer tu propio limpiador facial

Para que obtengas los resultados deseados, debes aplicar el aceite por la noche antes de dormir. Inclúyelo en tu rutina de limpieza nocturna como primer paso. Debes usarlo en primera instancia para limpiar tus poros de las impurezas sin resecarlos ni dejarlos grasosos.

  • Debes lavar tus manos para aplicar el aceite en tu rostro. Con movimientos circulares da un suave masaje, como lo haces con tu desmaquillante de costumbre.
  • Con ayuda de una toalla blanca húmeda, realiza una exfoliación suave. Cubre tu rostro durante unos segundos con la toalla y da suaves palmaditas para que el calor de la fricción retire las impurezas. Después de 5 minutos, retira con suavidad la toalla.
  • El aceite ayuda a limpiar tu tez y a eliminar el exceso de maquillaje o la suciedad del día a día. Termina tu rutina con tu limpiador habitual y listo. Es importante que sigas el proceso todas las noches.

Este video te puede gustar