Pros y contras del cepillado en seco

Seguro has escuchado que el cepillado en seco es bueno para mantener tu belleza porque tiene diversos beneficios. Sin embargo, ¿sabes realmente a qué se refieren? No, no hablan de que cepilles tu melena luego de bañarte. Más bien, se trata de una técnica que puedes aplicar en tu piel para beneficiarla. ¡Conócela!

Muchos beneficios

Aunque no lo creas, el cepillado en seco puede ayudar a reducir el aspecto de piel de naranja en tu cuerpo. También mejora el flujo sanguíneo y la piel recobra vitalidad. ¡Wow! Tal vez en primera instancia parezca algo extraño o doloroso, pero no lo es. Al contrario, lo comprobarás al intentarlo.

¿En qué consiste el cepillado en seco?

Se trata de deslizar un cepillo de cerdas duras por la piel. El cepillo de cerdas duras lo puedes encontrar en diferentes presentaciones, algunos sirven para el rostro y otros para el cuerpo. Incluso los hay con mango largo para usarlo en la espalda o zonas complicadas de alcanzar. El principal beneficio que ofrece es la exfoliación. Gracias a la presión que ejercen las cerdas elimina las células muertas y la renovación de la piel se optimiza, con lo mejora su apariencia. También ayuda a eliminar la celulitis, pues trabaja sobre la bolsa de grasa que se forma bajo la superficie cutánea. El cepillado en seco mejora la circulación y por ende el drenaje linfático. Se reduce la inflamación y la celulitis.

Desventaja

A pesar de ser un buen tratamiento de belleza, es mejor no usarlo cuando la piel es seca o sensible. Hacerlo solo aumentaría el problema. La barrera de la piel se rompería, causando irritación, inflamación y resequedad. Si decides recurrir al cepillado en seco, hazlo con movimientos suaves y no tan seguido. Prueba una semana y observa la reacción de tu epidermis. En caso de que se note irritada, será mejor que busques otras opciones o dejes pasar más tiempo entre sesiones.

Este video te puede gustar