Por qué nunca deberías exfoliar tus labios

¿Tiene los labios muy resecos o partidos? Quizá si pides un consejo a tus amigas para no tenerlos así te dirán miles de remedios caseros para exfoliarlos. Sin embargo, es lo peor que puedes hacer. Son muy sensibles y no cuentan con la misma protección que el resto del cuerpo, por lo que nunca deberías exfoliar tus labios. De acuerdo con los dermatólogos someterlos a un tratamiento de exfoliación podría dañarlos.

 ¿Cuál es la razón ?

 La piel de los labio es  extremadamente  delgada. Para que te des un idea, los labios tiene un tercio del grosor de la piel en tu cara. ¡Imagina qué tan delgados son! También carecen de  glándulas sebáceas, lo cual impide mantener la humedad en ellos, por eso es muy común que se te resequen. Cuando exfolias tus labios, lo que ocurre es que quitas la capa protectora externa, dejándolos aún más expuestos a que se agriete. Además, el  hecho de usar siempre un labial puede ayudar a que pierdan humectación. 

¿Cómo protegerlos?

En primer lugar, deja de aplicarles remedios caseros para exfoliar tus labios. Además, evita morderlos o arrancar los pellejitos, pues lo único que provocarás es lastimarlos y  exponerlos a una posible infección. Debes hidratarlos, esa es la única solución para que estén suaves.

Hidratante naturales

El aceite de oliva, además de ayudar a hidratar los labios, también les aportará brillo y suavidad. Otra de sus propiedades es que contribuye a reparar los tejidos de la piel. Si tus labios están ya muy dañados, puedes mezclar una cucharadita de aceite de oliva con una cucharada de pulpa de aguacate. Haz un puré y ponlo sobre tus labios. Déjalo actuar por 15 minutos y retírala. No debes frotar para nada, solo enjuaga con agua tibia y coloca bálsamo. Puedes hacer este tratamiento casero todos los días hasta que sanen por completo tus labios. Antes de pintar tus labios coloca un hidratante y enseguida un protector solar.

Este video te puede gustar