Por qué el encierro está afectando tu piel y qué puedes hacer al respecto

No cabe duda que el encierro nos está afectando en diferentes dimensiones. La mente, las emociones y también nuestra piel está cobrando factura de ello. El encierro podrá ayudarnos a protegernos del COVID-19, pero nos está afectando de otras maneras. Últimamente, muchas amigas me han platicado que notan que su piel se está secando y no encuentran una razón lógica por lo que eso suceda.

El encierro y la piel seca

Hay varias razones por las que la piel se está secando. Estar en casa hace que la humedad en el aire disminuya y haya menos humedad para la piel. La piel se va acostumbrando y cuando sales a la calle, resiente el cambio de temperatura. En otro momento, tu piel hubiera estimulado las glándulas sebáceas para producir más humedad; pero en este momento eso es imposible. Además, a eso hay que agregarle el hecho del excesivo uso del agua. Con la situación que se vive, tenemos que estar constantemente en contacto con el agua y a la larga el agua va eliminando los aceites naturales de la piel. Luego de varios días se comienza a notar la piel escamosa y seca. 

¿Qué puedes hacer para combatir la piel seca?

Las cremas a base de aceite son las mejores opciones. Si contienen jojoba, manteca de cacao, de aguacate o ceramidas, beneficiarán a tu piel en poco tiempo. También cuida la piel de tu rostro con ingredientes como la glicerina, la vitamina C y E o el ácido hialurónico. Considera usar tus cremas al menos 6 veces al día. Así evitarás que se pierdan por completo los aceites naturales de la piel. Tampoco olvides consumir suficiente agua y consumir alimentos que te brinden hidratación extra en todo momento. Si notas que el problema es muy grave, acude con un dermatólogo para que te dé el mejor asesoramiento.

Este video te puede gustar