Por qué debes usar aceite facial antes de irte a la cama

Hay quienes aseguran que el aceite facial no es bueno para el rostro, porque le aporta más grasa. Eso, a la larga, impediría que la piel transpire y por ende dañe los poros. Sin embargo, es importante dejar en claro que no todos los aceites son malos para la piel. Hay que tener en cuenta qué aceite pretendes usar y qué beneficios te ofrece. 

Beneficios de aplicar aceites

Las pieles secas mantendrán húmedo el rostro. En el cutis graso contribuyen a regular la producción de grasita que se produce de forma natural. Además, los problemas de acné disminuyen. Las pieles grasa están hidratadas en exceso y producen mucha más grasa para compensar. Las pieles normales obtienen suavidad e hidratación. Por otra parte, algunos aceites limpian los poros. Los aceites faciales contienen nutrientes que reafirman el cutis, otros incluyen ácidos grasos que promueven la elasticidad. Aunque muchas mujeres los usan antes de maquillarse, lo ideal es  aplicarlos por las noches antes de dormir. La piel se regenera y al día siguiente luce tersa y revitalizada.

¿Cómo aplicarlo?

No es necesario aplicar demasiado producto, bastará con tres o cuatro gotas después de colocar tu crema habitual. Pon unas gotas en tus manos, aprovecha el calor de estas para distribuir el aceite por todo el rostro. Date pequeños masajes circulares y golpecitos en el rostro. Luego extiende el bloqueador solar. Recuerda que la aplicación correcta es de abajo hacia arriba, sin arrastrar la piel. Por las noches, puedes limpiar tu rostro y aplicar de la misma forma el aceite. Busca aceites extra vírgenes, especialmente el de jojoba, uva, aguacate, rosa mosqueta, lavanda y caléndula.

Limpia tu piel

Además de usar los aceites, es importante tener una buena rutina de higiene. Ésta te ayudará a mantener los gérmenes fuera y no tendrán pretexto de dañar tu piel.

Este video te puede gustar