Planchado de ceja: ¿para quién es la opción?

El planchado de cejas es un tratamiento estético viejo que sigue vigente, pero que pocas mujeres optan por él, pues el tatuado de ceja y los diversos métodos de depilación lo han dejado atrás. ¿Alguna vez lo has intentando? Muchas personas no le vemos una finalidad al tratamiento. No obstante, surge la pregunta: ¿cómo saber si es bueno si no lo has probado? Una vez que te sometes al procedimiento, te das cuenta de que es uno de los tantos tratamientos a los que debes darle seguimiento, pero ¿por qué? ¡Ven, te cuento!

¿En qué momento elegir el planchado de ceja?

Cuando las cejas son rebeldes se convierten en un problema, sobre todo cuando no están totalmente tupidas y hay ciertos espacios que se notan. Mi ceja es cómo acabo de describirla. Generalmente, recurro a las estéticas para que depilen mis cejas, pues mi poca paciencia no me ayuda mucho. Además, temo arruinar el marco de mi rostro. Con frecuencia, recurro a la depilación con hilo. Una vez que obtengo el marco de la ceja, extraigo los vellos que aparecen después con pinzas de depilar. El problema no era tanto eso, sino que mis cejas no se acomodaban por más que las cepillara o aplicara gel. Todos los días, trataba de darles forma, pero jamás se alinearon. Por ende, decidí buscar el planchado de ceja.

Los mejores resultados en cuestión de minutos

Bastó una sola aplicación para verificar que es un excelente tratamiento estético que recomiendo. Después, de que me aplicaran el producto y pasaron unos minutos, mi cara cambió bastante, y para bien. El planchado ayudó a que mis cejas tomarán forma y a tuvieran el efecto de que no había más huecos en ellas. Al momento de cepillar es mucho más sencillo, nunca maquillo mis cejas y con el planchado ya no es necesario, pues pareciera que tengo cejas pobladas. El tratamiento no es caro y mucho menos lastima. ¡Eso es lo que más me gusta! Además, es rápido y efectivo para las cejas rebeldes. Considero que es opción para las mujeres que no les gusta cargar de maquillaje el rostro.

Aplicación y otros beneficios

El planchado de ceja se debe realizar una vez al mes y no es nada caro. El proceso es rápido y de verdad que cambia la imagen de la cara. En cuanto a la depilación, es mucho más sencilla, después del planchado de ceja es más fácil eliminar el vello y crear el diseño. Te recomiendo que acudas con un profesional para definir tu ceja después del planchado. A mí me gustó bastante y volvería hacerlo. De hecho, voy por mi tercera aplicación.

Este video te puede gustar