Remedios para sanar tu piel cuando te estás descarapelando

Es horrible tomar mucho sol y volver a casa solo para percatarte de que te estás descarapelando. Además de ser un proceso bastante incómodo, debes tener cuidado pues daña tu piel y puede hasta dejar cicatrices. Si apenas vas a exponerte al sol, recuerda que el mejor remedio es la prevención. Aplica protector solar 15 minutos antes de salir. Si vas a estar en el agua, reaplícalo cada vez que salgas y te seques. Si ya te estás descarapelando, el daño ya está hecho; sin embargo, te compartimos estos cinco remedios naturales para minimizar el efecto.

Vinagre

Lo primero que tienes que hacer es enfriar la piel. Comienza por tomar un baño fresco, sin necesidad de congelarte. Esto ayudará a que tu piel se refresque y verás que se irá descarapelando menos. Para secarte usa una toalla limpia y suave dando toquecitos sin frotar. Aplica vinagre de manzana o vinagre blanco a la zona. Esto reducirá la irritación y prevendrá que te peles más.

Hielo

Lo más probable es que sientas mucha comezón en el proceso, pero lo peor que puedes hacer es rascarte o arrancar la piel suelta pues expones tu piel a infecciones y pueden quedarte cicatrices. Si la comezón es insoportable, coloca hielos en un trapo o pedazo de tela suave y aplícalo hasta anestesiar la zona que pica. Aplicar el hielo directo puede dañar más la piel, por eso es importante que la tela sea suave.

Sábila o aloe vera

Ahora lo que necesitarás es humectar tu piel. Las cremas que son para quemaduras de sol por lo general contienen aloe vera. Sin embargo, también puedes aplicar el gel de la planta directamente. Incluso en vez de comprar una crema puedes comprar el extracto si no tienes la planta. Este gel enfriará tu piel, reducirá la inflamación, evitará que te descarapeles, reducirá el dolor y evitará infecciones.

Leche

Si tu piel no se repara con el aloe vera, puedes usar leche para calmar tu piel. Cubre tu cara con un trapo remojado en leche entera muy fría durante 10 minutos. El ácido láctico de la leche ayudará a remover la piel suelta y las rojeces naturalmente. Además los lípidos pueden ayudar a hidratar tu piel.

Avena

La avena es un producto hipoalergénico excelente para el cuidado de la piel. Puedes tomar un baño coloide de avena o crear una mascarilla con los granos y el agua. También puedes hidratarte desde adentro tomando agua de avena. La avena ayudará a humectar, reparar y proteger la zona gracias a sus propiedades antinflamatorias.

Este video te puede gustar