Piercing rook: ¡vas a querer hacértelo ya!

El percing rook es una de las perforaciones más sexys y atractivas que hay. Estamos seguras que después de leer esto vas a querer hacértelo ya. Por estar en uno de los cartílagos interiores de la oreja, luce mucho más y, a diferencia de otros, el piercing rook le va bien a cualquier chica. Además hay una gran variedad de piezas, diseños y tamaños. Antes de hacértelo, asegúrate de ir con un experto, ya que se trata de una perforación y no hacerlo con el equipo adecuado puede traer consecuencias graves a tu salud.

Cómo se hace un piercing rook

 

También es muy importante que todas las piezas que usen en tu perforación sean nuevas y que estén selladas. Además, debes asegurarte de que siempre limpien la zona donde quedará tu piercing. Como el piercing rook se coloca en una zona donde hay cartílago, puede que sientas un poco de dolor. Una vez que el perforador marque los orificios de entrada y salida, entonces meterá un catéter o aguja hueca para colocar la pieza. ¡Y listo!

Cuidados para tu piercing rook

Es posible que después de hacerte tu perforación sientas un poco de dolor, es normal así que no te alarmes. Trata de mantener tu cabello amarrado las semanas posteriores a la perforación para evitar que tu pieza se atore en él y te la arranque. Para mantenerlo limpio y evitar infecciones lávalo diariamente con agua tibia y jabón neutro o libre de perfumes. Si notas que la zona está un poco seca aplica un poco de pomada de caléndula. Puedes conseguir en cualquier farmacia naturista. Recuerda que podrás cambiar la pieza solo después de las ocho semanas. Al final, tu tu piercing rook te encantará.

Este video te puede gustar