Contrarresta las arrugas conociendo qué es el fotoenvejecimiento

Cada día, conforme recibimos los rayos de sol, estamos en constante proceso de fotoenvejecimiento… ¿Qué es eso? El fotoenvejecimiento es una condición en la cual la piel sufre a causa del sol y sus efectos dañinos. El sol es nuestro mejor y peor aliado. Lo necesitamos para sintetizar vitamina D, esencial para tener huesos fuertes, pero esto no significa que tengamos que estar bajo sus rayos todo el tiempo. Como ya sabes, el sol puede llegar a dañar permanentes en la piel de todo tu cuerpo. Además, los efectos del sol son acumulables y propician el envejecimiento prematuro.

Lo que recibes del sol

El sol no es malo. De hecho, gracias a él nuestro organismo funciona de forma correcta. Ayuda a nuestro organismo a realizar las funciones diarias. Por ejemplo: sin el nuestro cuerpo no contaría con la vitamina D, la cual es necesaria para la correcta absorción del calcio, el correcto funcionamiento del sistema nervioso y la estructura adecuada de nuestros huesos y dientes. Es decir, es esencial para mantener los huesos fuertes y prevenir la aparición de osteoporosis, por ejemplo. Es vital también en la etapa del embarazo para evitar la descalcificación y mantener cabello y uñas en buenas condiciones.

Los daños del fotoenvejecimiento

Por otra parte, aunque necesitamos del sol para funcionar correctamente, la continua exposición a los rayos causa un daño prolongado en tu piel. Esto podría evitarse si cada día aplicáramos protector solar, cosa que muy pocas personas hacen. Sin embargo, no cuidar debidamente la epidermis hace que el efecto sea intenso, acumulable y, a veces, irreversible. El cáncer de piel se ha convertido en una enfermedad común hoy en día. Ni hablar de los problemas estéticos, como las manchas, lunares y el envejecimiento prematuro.

Es super importante que prestes atención a tu piel y la revises frecuentemente. A ser el órgano más extenso del cuerpo, es posible pasar por alto alguna mancha o lunar que podría convertirte en algo maligno. Procura inspeccionarte de vez en cuando. Si observas que tu piel tiene muchas manchas o lunares que cambian de color, de tamaño, de textura, tienen bordes irregulares y hay inflamación con frecuencia y no cede, es necesario que acudas a un especialista.

¿Cómo puedo prevenir el fotoenvejecimiento de mi piel?

Así, varios estudios señalan que el fotoenvejecimiento es un proceso biológico irreversible que se condiciona por el estatus genético de cada persona. Para prevenirlo no nos queda más que:

  • Usar una buena pantalla solar día con día, aunque el cielo esté nublado.
  • Cuanto más alta sea la protección, mayor será la prevención.
  • No exponerte directamente al sol usando cremas bronceadoras por más de 15 minutos consecutivos.
  • Consumir alimentos antioxidantes, como: zanahorias, uvas, jitomates, fresas, arándanos, etc.

Protege tu piel del efecto nocivo del sol, el fotoenvejecimiento no es algo con lo que se pueda jugar.

Este video te puede gustar