Piel grasa: estos son mis mejores consejos para combatirla

Les estoy hablando de piel grasa de toda la vida, así en mal plan. Tengo la piel grasa y la verdad no está nada cool. Tiene tantos contras y la verdad hallarle un pro es difícil. Si tú tienes la piel grasa, como yo, de seguro has experimentado un montón de productos o remedios caseros para combatirla. Estamos en la misma página. Desde que era una adolescente empecé a buscar lo que era para mí. Yo sé que hay diferentes tipos de piel y que algunas tienen más grasa que otras. Aún así, creo que todos estos consejos podrán ayudarte a combatirla.

Usa un limpiador facial que controle el exceso de grasa y brillo en tu rostro

En serio que estos limpiadores me han funcionado de maravilla. Créeme, para encontrar que este era mi producto probé muchísimos limpiadores. Siempre busca que sea para piel mixta o grasa, nunca para piel normal. Esta no produce tanto sebo a comparación de la piel grasa, por lo que los productos para ella no te convienen. Otra función que debe tener tu limpiador facial es que hidrate tu piel al máximo. Si no tiene esta cualidad, entonces busca un hidratante para piel grasa. En mi caso, yo lo aplico todas las mañanas, noches y después de desmaquillarme.

Limpia tu cara con un jabón neutro con las mismas funciones

A mí me gusta hacer una doble limpieza en mi rostro. Por ejemplo, después de desmaquillarme me lavo el rostro con un jabón neutro que reduce el sebo y después de enjuagar, aplico el limpiador facial con las mismas funciones. Esto ha hecho que mi piel aguante el maquillaje por más horas y se sienta muy hidratada. Al terminar mi rutina de limpieza, mi piel se siente suave, limpia y fresca sin ningún rastro de aceite molesto sobre mi zona T.

Para combatirla, exfolia tu piel una vez por semana

¡Psst! Mi secreto es que uso un exfoliante de toronja y me ha funcionado de maravilla. Gracias a las propiedades de la toronja, mi piel ha dejado de producir tanta grasa. Para combatirla, puedes optar por un exfoliante de áloe vera o de limón con miel cada semana. Te recomiendo que lo apliques en la noche antes de dormir, para que en la mañana siguiente tu piel se mantenga muy hidratada.

Aplica un poco de leche de magnesia sobre tu rostro

Este es un truco de la vieja escuela que recientemente descubrí y aunque sea algo loco, es capaz de matificar tu piel. La leche de magnesia es un medicamento que se usa para combatir la gastritis y las agruras. Lo que significa que podrás encontrarlo en cualquier farmacia y a un precio muy económico. Después de hacer tu rutina de limpieza, aplica un poco de leche de magnesio sobre una bolita de algodón y frótala sobre todo tu rostro. Espera a que se seque para que puedas aplicar tu base de maquillaje.

Mezcla un poco de crema hidratante con tu base de maquillaje

Otro viejo truco de la vieja escuela para combatir la piel grasa durante el día. Mezcla una o dos gotitas de tu crema hidratante con tu base y aplica sobre tu rostro. Así mantendrás tu piel hidratada evitando la producción de sebo. Otra opción muy buena es usar un hidratante con color. ¡Ojo!, no es lo mismo que una base de maquillaje. Un hidratante es capaz de dar color tu piel pero no tiene mucha cobertura a diferencia de la base. Aunque si tu cutis está bonito y libre de imperfecciones, pues no tienes mucho que ocultar.

Opta por una base y corrector específicamente para piel grasa

Es super importante que tu base y corrector sean específicamente para pieles grasas o mixtas. Esta cuenta con ingredientes especiales para reducir el sebo natural, hidratar tu piel y evitar el efecto manchada después de unas horas. Yo me he arrepentido tanto cuando compro bases baratas cuando se me acaba mi base especial, pues siempre se termina chupando el maquillaje y es lo más odioso del mundo.

Sella tu maquillaje con un fijador efecto mate

Desde que encontré estos fijadores me he enamorado profundamente de ellos. Le dan a tu maquillaje un efecto mate y suavizan tu piel muy bonito, ¡los amo! Claro, para encontrar el indicado tienes que pasar la prueba de varios pues algunos son buenísimos y otros es como echarte agua sobre el rostro, ¡no sirven!

Este video te puede gustar