Parches de gel, ¡lo nuevo para rejuvenecer tus labios divinos!

Desde hace varios años los labios se han convertido en un punto focal de nuestro rostro. Todas queremos tener unos labios divinos pues son una fuente de sensualidad y denotan juventud. Sin embargo, nuestros labios suelen resecarse fácilmente y atenderlos puede ser un proceso tardado. Es por ello que te recomendamos la última tendencia para rejuvenecer tus labios: los parches de gel.

¿Qué son?

Estos parches de gel para labios funcionan como mascarillas comunes. Al aplicarlos exfolian tus labios, eliminan las células muertas, los suavizan e incluso les dan mayor volumen. Hacen esto sin necesidad de usar químicos irritantes ni Botox. Los labios sufren profundamente los estragos del sol, el paso del tiempo y el medio ambiente. Por eso, con los años van perdiendo grosor, hidratación y muestran arrugas. Sin embargo, estas mascarillas los rejuvenecen durante varios días con solo aplicarlas por cinco o diez minutos, según el fin de la que adquieras.

¿Cómo te benefician?

  • Te quitan muy poco tiempo y la aplicación es sumamente fácil.
  • Con una sola aplicación los resultados se perciben por varios días.
  • Contienen una gran dosis de nutrientes que tus labios absorben al momento.
  • Previenen y disimulan arrugas en la periferia de tus labios.
  • Recuperan el volumen de tus labios.
  • Dependiendo de la marca que uses puedes encontrar buenos productos bastante económicos.

¿Cómo conseguirlos?

Esta tendencia se originó en Corea, así que muchas veces vale más la pena comprar por Internet. Sin embargo, varias tiendas de maquillaje y belleza también tienen sus propias versiones, aunque pueden ser un poco más caras. Considera seriamente tus opciones. Cada mascarilla tendrá ingredientes diferentes así que mejor busca la que más te acomode. Hay versiones con ingredientes marinos que son excelentes para nutrir profundamente tu piel a largo plazo. También las hay con vitamina E o colágeno, ambos son perfectos para prevenir arrugas. Hay versiones orgánicas que no han sido probadas en animales. Es cuestión de comparar y decidir qué necesitan tus labios.

Este video te puede gustar