No siempre el sol es un enemigo de la belleza

La luz solar no es tan mala como parece. A pesar de que hoy en día la exposición prolongada a los rayos del sol puede provocarte cáncer de piel. El sol tiene muchos beneficios; no es un enemigo de la belleza. Por supuesto, como en todo, deben evitarse los excesos.

Fortalece huesos y dientes

X ray MRI - Image of Spine pain and Hip bone

Los rayos del sol ayudan a nuestro cuerpo a producir vitamina D, la encargada de fortalecer nuestros huesos y dientes. Esta vitamina propicia la absorción del calcio y evita la pérdida del mismo en el riñón. Aunque las vitaminas se adquieren gracias a los alimento que consumimos. La vitamina D se obtiene cuando nos exponemos al sol. Con solo 5 o 10 minutos de exposición al sol se es posible recargar el depósito de vitamina D en el cuerpo.

Fortalece el sistema inmune

shutterstock_332261084

El sol no solo ayuda a que nuestros huesos se fortalezcan, de hecho también ayuda a que se formen más glóbulos blancos. También llamados linfocitos, son las células encargadas de protegernos de una infección.

Disminuye la presión arterial

shutterstock_199564688

El sol ayuda a disminuir la presión arterial , ya que es un excelente vasodilatador. Asimismo, aumenta el metabolismo y la depuración de los tejidos. Muchos deportistas suelen toman un baño de sol antes de sus competencias , esto los ayuda a tener una mejor presión arterial. Algunos estudios aciertan en que la vitamina D tiene un papel muy importante en este proceso.

Equilibra el colesterol

shutterstock_247222594

Las personas que viven cerca del mar o en lugares donde el sol pega más intensamente tienden a tener un menor índice de enfermedades cardiovasculares. Esto se debe, en gran parte, a que el sol nos ayuda a metabolizar mejor el colesterol del cuerpo, por lo que los niveles bajan y la grasa tiende a pegarse menos en las arterias.

 Mejora el aspecto e la piel

shutterstock_361500533

Un baño de sol moderado puede ayudarnos a tostar un poco nuestra piel. Además nos puede ayudar a combatir el acné la psoriasis y la ictericia. Para lograr este efecto sobre nuestra piel debemos tomar algunas precauciones. Si bien los rayos del sol nos ayudan a mejorar nuestra piel, no debemos tomarlo por mas de 30 minutos a diario. Es mejor tomar baños de sol en las primeras horas de la mañana. Siempre es bueno utilizar protector solar si vas a tomar el sol, para evitar las quemaduras a toda costa.

El sol no es un enemigo de la belleza, siempre que no haya excesos. ¿Quieres conocer cómo puedes broncearte adecuadamente? Aquí te damos los mejores tips.

Este video te puede gustar