¿No puedes ir al salón?, aprende a remover tus uñas de gel en casa

Si ya ha llegado el momento de remover tus uñas de gel pero no puedes acudir con un profesional a que lo haga, puedes hacerlo en casa. De hecho, existen tres técnicas para poder quitártelas. Para comenzar, primero que nada tienes que quitar con quitaesmalte la decoración que tengas.

Remoja tus uñas en acetona

Para remover las uñas de gel necesitas acetona pura. Esta está presente en el quitaesmalte, pero necesitas que esté más concentrada. Tienes que verter acetona en un tazón. Después, colocar este tazón dentro de otro recipiente más grande lleno de agua caliente, de modo que puedas calentar la acetona a baño María. Antes de introducir tus uñas, debes proteger tu piel de la acetona pues puede resecarla y dañarla. Aplica vaselina en los dedos y alrededor de las uñas usando un hisopo sin tocar a esta.

Luego, humedece un poco de algodón en acetona y ponlo encima de tu uña. Para fijarlo puedes usar cinta adhesiva. Cubre así todas tus uñas y deja que la acetona actúe por 30 minutos. Al retirar los algodones las uñas deberían desprenderse. Puede que tengas que ayudar a que el gel salga de las uñas despegándolo un poco. Si el gel sigue pegado a la uña, deja actuar otros 10 minutos.

Pule con un pulidor de uñas para quitar los bordes ásperos. Hidrata tus uñas y tus manos con crema para manos. Lima solamente en una dirección para no dañar tus uñas, ya que estarán un poco secas y debilitadas.

Lima las uñas de gel

Utiliza un cortaúñas para quitar la parte de la uña que sobresale del dedo. Si están demasiado gruesas como para ser cortadas, usa una lima gruesa. Después, emplea una lima gruesa para limar la superficie de las uñas. Lima con cuidado y en forma de cruz para mantener el trabajo nivelado, moviendo la lima a diferentes áreas sin sentir calor por la fricción. El proceso de limar puede tomar un tiempo largo. Resiste a la urgencia de trabajar rápido ya que puedes dañar la superficie de tu propia uña.

Limpia el polvo frecuentemente para ver cuánto gel de uñas queda hasta llegar a tocar la uña natural. Cuando notes que se reduce mucho la cantidad de polvo del limado o ves la cresta de tus uñas, detente y lima el gel de uñas restante con una lima más fina.

Suaviza la superficie con un pulidor de uñas, hidrata tus manos y uñas y mantenlas manos lejos de químicos y otras sustancias fuertes por unos días. Espera una semana antes de aplicar uñas de gel de nuevo.

Este video te puede gustar