No dejes que el frío afecte tu piel

El frío puede ser muy brusco para algunas pieles. Así que debes darle más cuidados que de costumbre a la piel, ya que puede resecarse tanto que se cuartee. Esto le causa heridas que tardan en sanar, por ejemplo en labios, nariz y manos. Sin embargo, todo podemos evitarlo con algunas medidas de precaución. ¡Prepárate para el frío!

Hidrata

labial bálsamo

En invierno solemos dejar de tomar líquidos. Así que nuestra piel lo resiente y se pone seca y opaca. Por eso debes hidratarla no solo con cremas sino bebiendo mucha agua. Si hace mucho frío y no se te antoja el agua fría, puedes reemplazarla por té. Toma dos litros al día o dos y medio, eso ayudará a que todo tu cuerpo se mantenga hidratado. Además, lava tu rostro dos veces al día con agua tibia y por las noches aplica una crema con nutrientes. Usa crema o vaselina en el dorso de tus manos si éstas suelen resecarse en exceso. Evita las grietas humectándolas constantemente. Lo mismo haz con los labios, no los dejes sin protección. Usa un bálsamo labial o vaselina, ésta es casi mágica para este propósito.

Bloqueador solar

crema bloqueador

Debemos usar protector solar aunque haga frío, pues la radiación solar es muy dañina aún en días nublados o de invierno. A veces incluso son más peligrosos en esta temporada. Entonces protege tu piel de los efectos dañinos del sol aplicando bloqueador cada cuatro horas como acostumbras. Así evitarás el envejecimiento prematuro, el enrojecimiento y las enfermedades de la piel.

Crema corporal

crema

El cuerpo está cubierto por la ropa, pero aún así resiente los efectos climáticos. Así que si lo has olvidado por el frío, acuérdate de él. Aplícate crema para el cuerpo en toda tu epidermis pues se pone seca y se irrita. Entonces empieza a causar mucha comezón y si dejas que pase, incluso puede favorecer el surgimiento o de estrías o pueden acrecentarse. ¡Cuídalo!

Este invierno mantén una piel sana y bien protegida del frío.

Este video te puede gustar