Mojar la brocha antes de usar las sombras, ¿funciona?

Muchas chicas usan brochas para la aplicación de maquillaje, pero casi siempre usan sus brochas en seco. Tal vez alguna vez te hayan dicho que mojar la brocha resulta mejor, ¿lo has intentado? Si no me crees, checa esta información, te interesa.

Cómo aplicas tu maquillaje

Parece una locura aplicar el maquillaje con la brocha mojada, pues podrías pensar que tu sombra no va a quedar bien fijada a tu piel. Tal vez pensarías que el polvo podría escurrirse del pincel y va a quedar mal aplicado en los párpados o que el color será débil. Sin embargo, mojar la brocha resulta más benéfico de lo que imaginas. El agua en las cerdas de la brocha potencializa el color e impide que la sombra caiga de tus ojos. Además, aumenta la fijación y hace que el maquillaje dure más tiempo. Para que funcione debes usar un pincel de cerdas de lengua de gato o un pincel biselado.

Cómo lograr la mejor aplicación

  • Coloca agua filtrada en un recipiente y tenlo a la mano. Después moja un poco tu pincel con el agua y retira el exceso de agua con un pañuelo.
  • Toma un poco de sombra con el pincel húmedo y aplica en tus párpados dando pequeños golpecitos.
  • Si pretendes usar más de un color de sombra, deberás limpiar el pincel y luego retirar el exceso de agua.
  • Si deseas difuminar tu sombra, ayúdate de un pincel seco.

Delineado perfecto

El truco del pincel húmedo se puede hacer con cualquier color, pero con el negro podrás crear el delineado cat eye. Sirve perfecto para las chicas que no somos muy hábiles para aplicar el delineador en gel, o si deseamos algo más discreto. Sólo debes mojar el pincel biselado y retirar el exceso de agua. Toma un poco de sombra en polvo y luego sella las esquinas externas de tus ojos. Para que el color sea más intenso coloca un poco de delineador encima y aplica una capa de sombra húmeda.

Este video te puede gustar