Mitos y realidades sobre el uso del bótox

El uso del bótox para contrarrestar los signos del envejecimiento no es una novedad. Sin embargo, aún hay muchas preguntas que se pueden hacer acerca de esta maravillosa sustancia. ¿En realidad inyectarse bótox es una técnica para todas? ¿Ayuda aplicarla antes de que la arruga se haga profunda?

¿Qué es el bótox?

Es el nombre común de la toxina botulínica, que tiene como propiedad paralizar temporalmente la actividad de los músculos. Esta es producida por las mismas bacterias que causan el botulismo. Un tipo de envenenamiento alimentario. Estas inyecciones se volvieron muy famosas porque ayudan a reducir la apariencia de las arrugas faciales. Además, pueden ser utilizadas como un tratamiento alternativo para varias enfermedades, como los espasmos, la vejiga hiperactiva y el ojo perezoso.

¿Qué tan frecuentemente puedes usar el bótox?

Esta técnica está autorizada para personas de hasta 65 años. Después de esta edad puede que el efecto de la inyección no sea el mejor por la calidad en la que se encuentra la piel. Finalmente, la aplicación de bótox es más recomendable para personas entre los 30 y 65 años. El bótox es un producto seguro de utilizar prolongadamente y también se puede suspender en cualquier momento.

¿Cuántas inyecciones de bótox son necesarias para mantener tu rostro firme?

Depende de cada persona y de otros muchos factores, incluida la dimensión de la zona a tratar. Se emplea una aguja muy fina para inyectar en la piel cantidades muy reducidas de la toxina botulínica. Estas empiezan a funcionar a los pocos días después del tratamiento y su efecto puede durar de tres meses a más. Para conservar el efecto se debe inyectar la sustancia periódicamente.

¿Es algo seguro de usar?

Se ha demostrado que el uso del bótox es seguro a corto y a largo plazo. Esta toxina ha sido usada ya por muchos años en afecciones como la espasticidad muscular, sin que se haya presentado problemas de seguridad con el medicamento. De hecho, en afecciones médicas la cantidad de bótox que se aplica es mucho mayor a la de un tratamiento estético, por lo que se presume que es un medicamento bastante seguro. Por supuesto que se debe tener cuidado de que tanto el provedor como el médico que va a realizar la aplicación sean profesionales competentes. Un especialista en dermatología es el indicado para aplicarlo. Recuerda que aunque la toxina no sea peligrosa por si misma, puede ser riesgoso si no se administra incorrectamente.

El uso del bótox y otras técnicas de belleza son las mejores amigas de muchas mujeres. Busca la opción más viable para mantener siempre lisa y bonita tu piel.

Este video te puede gustar