Microdermoabrasión con punta diamante: ¿sí o no?

Todas buscamos las mejores opciones en cuanto a tratamientos para mantener linda nuestra piel. Entre los más novedosos y favoritos está la microdermoabrasión. Este tratamiento usa pequeños cristales para exfoliar la piel. La principal ventaja es que no usa químicos. Con este procedimiento se eliminan las capas de células muertas y sale a flote la piel fresca y saludable.

Función

La microdermoabrasión ha sido usada por los dermatólogos durante años y en la década de los 90 se volvió uno de los tratamientos más solicitados. Actúa usando una punta diamante en la piel. Esa punta diamante se encarga de exfoliar y eliminar las impurezas en el cutis. El aparato tiene una aspiradora incorporada que succiona las células muertas dejando la piel como nueva. Al someterte al procedimiento, sentirás un pequeño hormigueo en la piel, pero no necesitas medicarte o anestesiarte.

Beneficios de la microdermoabrasión

  • Estimula la circulación.
  • Potencia la eficacia de los productos.
  • Mejora la salud y el tamaño de los poros.
  • Es un procedimiento seguro y versátil.
  • No es dolorosa y deja la piel limpia.

¿Cómo sirve en el cuidado de la piel?

A pesar de que la microdermoabrasión se usa en el rostro, también funciona en otras partes del cuerpo.

  • Combate acné y puntos negros; así como las cicatrices del mismo.
  • Disminuye las arrugas y las líneas de expresión.
  • Desvanece las cicatrices.
  • Minimiza el tono de piel disparejo y las estrías.

De acuerdo a lo que necesites combatir, será el número de sesiones que tu piel requiera. Casi siempre se aconseja que sean de 5 a 8 sesiones para obtener mejores resultados. Es probable que haya necesidad de un tratamiento de mantenimiento cada 15 o 30 días. Lo más importante es que acudas con un experto para que obtengas los resultados que tanto buscas.

Este video te puede gustar