Mi piel está super seca desde que entré a la menopausia; ¿qué hago?

Es normal que tu piel este un poco más seca de lo común, porque tus niveles de estrógeno bajan cuando estás en la menopausia. Tu cuerpo está sufriendo un cambio, pero no te acongojes, hay muchas formas de darle la vuelta. Te cuento un poquito más del tema y te daré algunas soluciones.

¿Qué le está pasando a mi piel?

Al llegar a la menopausia, los cambios en nuestro cuerpo se vuelven bastante visibles. Quizá el punto más importante acerca de este cambio radique en las líneas de expresión y pliegues que comienzan a ser más visibles. Sin embargo, otra de las condiciones que más aqueja a la piel en esta etapa es la resequedad. La reducción de estrógeno y colágeno provoca que la piel se reseque y envejezca más rápidamente. Es algo que no podemos evitar por completo, pero sí podemos con el uso de cremas y tratamientos cosméticos. Además, puedes poner en práctica ya algunos consejos.

Hidrata tu piel todos los días

Es super importante que tengas una crema hidratante específica para tu tipo de piel. Una crema para contorno de ojos te va a ayudar a mantener la firmeza y calidad en esta zona. Además, es importante que hidrates perfectamente todos los días tu cutis. Claro que aplica también para tu cuello y cuerpo.

Cuida lo que comes

En la menopausia dale prioridad a los alimentos naturales, sobre todo a los que contienen vitamina A, C y E. Los antioxidantes son importantes ya que ayudan a sintetizar colágeno. Además, nos protegen de los radicales libres. Los frutos secos y verduras son importantes en cualquier dieta.

Cuidado con el agua caliente

El agua caliente contribuye a la resequedad. Es una excelente idea que te bañes con agua tibia o fría y que el contacto con el agua no rebase los 10 minutos. Ayuda a cuidar el ayuda y a no deshidratar tu piel. No olvides incluir algo de protección solar en tu rutina de belleza, el sol es el principal enemigo pues favorece el envejecimiento prematuro. 

Este video te puede gustar