Mi piel está cambiando por usar un dispositivo de limpieza y masajeador facial

No soy una de esas chicas que se compran los artículos de belleza que están de moda. Sin embargo, esta vez cedí ante un aparato para limpiar y masajear la piel. Lo acepté porque mi mejor amiga los andaba promoviendo. Lo que pasó después es que me volví una adicta a este pequeño aparatito debido a los cambios que le está haciendo a mi piel. La limpieza facial es ahora más placentera.

El aparatito de limpieza facial

Se trata de una especie de huevito de silicón que vibra. Además de ayudarte a tener una mejor limpieza facial, te da un ligero masaje que incrementa la circulación sanguínea. Esta herramienta me ha salvado la vida, después de una mala racha de acné. Comencé a comer diferente para perder peso, pero eso provocó que el pH de mi piel se descontrolara provocándome una serie de barritos y espinillas de los que ya no sabía cómo deshacerme.

¿Cómo se usa?

Simplemente le pones un poco de tu limpiador facial de diario en el silicón, lo mojas con un poco de agua y comienzas a deslizarlo por tu rostro. El aparato está diseño de tal modo que llega a los extremos de la nariz, al entrecejo y a las zonas difíciles de alcanzar. Además, te indica cuando tienes que cambiar de lugar mediante una luz intermitente. Cambió completamente mi rutina de limpieza y de cuidado facial. Antes, solo lavaba mi rostro con las yemas de mis dedos y ahora, gracias a este aparato, la diferencia ha sido drástica.

Mi piel se desinflama

Lo que más me gustó de este nueva forma de limpieza es que mediante la vibración del aparatito la piel se desinflama en poco tiempo. Ahora, si me he desvelado, mi piel cobra un poco de vida por la mañana después de lavarla con este aditamento. Además, puedo notar cómo se siente suave y limpia al terminar el masaje. Comencé a usarla después de ir al gimnasio. Ahora, los pequeños brotes que me salían por el sudor se han detenido y en cambio tengo una piel más sana.

Hidratación

Después de lavar mi rostro todos los días con este aparato, lo hidrato con una ampolleta de ácido hialurónico y sello con un poco de aceite. Luego aplico el protector solar. La hidratación en nuestra piel debe ser prioridad, pues al usar los limpiadores el pH cambia radicalmente. He intentado de todo en este último mes para mejorar la calidad de mi piel. Cambié varias cosas de mi alimentación, estoy tomando más agua y he aplicado la mascarilla facial una vez a la semana.

¿Funciona?

A esta altura, puedo decirte qué sí funciona y qué no. Esta es una pequeña lista de cosas que seguro has visto en internet:

  • Cubitos de hielo: Sirven para desinflamar si has pasado una noche terrible. Sin embargo, debes tener cuidado con ellos, no los uses tan a menudo porque podrían quemar tu piel.
  • Mascarillas todos los días: Por supuesto que funcionan. Además, es una buena idea para darte unos 15 minutos de relax al día. Con el estrés que cargamos últimamente, conseguir 15 minutos sin ruido puede ser una odisea.
  • Aceite: es buena idea si no tienes la piel grasa o mixta. Si la tienes es mejor que lo olvides.
  • Exfoliantes con azúcar: Realmente tallan muy feo la piel. Yo prefiero los químicos o los que tienen mini cápsulas.

Cuida tu piel y prueba nuevas alternativas. Uno nunca sabe. Es posible que te encuentres una maravilla como este pequeño dispositivo de limpieza facial que me está ayudando a acabar con mis problemas de acné. Finalmente, se trataba de tener una mejor limpieza facial, ¡no me la creo!

Este video te puede gustar