Melanomas, ¿qué son y por qué salen?

Para mostrar nuestra belleza al máximo es importante que cuidemos el aspecto de nuestra piel. Cuidarla significa seguir una rutina de belleza y protegerla del sol para evitar problemas como los melanomas.

¿Qué es el melanoma?

Es el tipo más serio de cáncer en la piel. Las primeras señales son los cambios en forma, tamaño, textura y color de los lunares. La mayoría de los melanomas tienen área negra o negra azulada. Incluso pueden aparecer como nuevos lunares, negros, anormales o de aspecto desagradable. Para verificar que tu piel está libre de ellos debes checar lo siguiente.

  • Asimetría: si el contorno de una mitad no es igual a la otra, puede haber problemas.
  • Bordes: desiguales, borrosos o irregulares.
  • Color: el color es disparejo y pueden haber tonalidades negras, cafés o color canela.
  • Diámetro: normalmente se hacen más grandes.
  • Evolución: cambios en menos de seis meses.

Lunares

Un lunar normal es una mancha de color uniforme que puede ser plano o prominente, redondo u ovalado. Generalmente miden menos de seis milímetros y pueden estar presentes desde el nacimiento. Aunque la mayor aparición puede ser en la niñez y adolescencia. Los lunares conservan el mismo tamaño, forma y color y en ocasiones desaparecen. Debes estar atenta a los cambios que presenten, porque eso significaría una alteración y podría convertirse en un melanoma. Este indicaría la presencia de cáncer en la piel.

Síntomas de los melanomas

La señal más importante que debes vigilar es la aparición de nuevos lunares y que los ya presentes cambien de forma. Sin embargo, hay melanomas que no siguen las pautas descritas anteriormente. Otros síntomas son: llagas que no cicatrizan, propagación del pigmento del borde. También puede haber enrojecimiento o inflamación más allá del borde, sensibilidad o comezón, descamación, sangrado o nódulos.

Si notas algo distinto en tu piel, debes acudir con el dermatólogo para que te dé la orientación necesaria.

Este video te puede gustar