El mejor tratamiento para decirle adiós a la piel grasa

En varias ocasiones les he contado que mi piel es en extremo grasa sin importar que haga. Por ello he probado distintos tratamientos para modificar su textura. Sin embargo, nada me había servido. Por tanto, mi rostro siempre parecía un foco o un faro. No obstante, un día decidí probar el mejor tratamiento en gel que me ha cambiado la vida. ¿Quieres saber cuál es?

Mi rutina de antes

Todos los día seguía la misma rutina: llegaba a casa por las noches y desmaquillaba mi rostro. Siempre comenzaba con un poco de agua micelar. Aplicaba un poco en dos discos de algodón y los pasaba en mis ojos hasta quitar el maquillaje. Usualmente lo hacía dos o tres veces pues no podía quitarme el maquillaje por completo. Después lavaba mi cara con jabón neutro y al finalizar aplicaba una crema muy ligera. Por la mañana, lavaba mi rostro de nuevo para quitar el exceso de grasa producido por la noche. El remedio duraba un par de horas pues por la tarde mi piel estaba grasosa sin que pudiera remediarlo.

El mejor tratamiento es un gel limpiador

Como mi rutina parecía no funcionar sin importar qué hiciera, comencé a probar distintos tratamientos. Primero fue un exfoliante para piel mixta. Este me daba una sensación de frescura durante algunas horas. No obstante, no pasaban ni tres horas cuando mi piel de nuevo estaba completamente grasa. Después, pasaba una toallita por mi cara para retirar el exceso de grasa. Hasta ese punto me parecía el mejor de los tratamientos, aunque era molesto y no satisfactorio.  No obstante, seguí esa rutina varios meses hasta que en un día encontré un producto que me ha cambiado la vida en todos los sentidos.

Los mejores limpiadores son aquellos que tienen cítricos

Merodeando por el pasillo de los cosméticos encontré un limpiador facial de naranja y uno de toronja. El primero era para piel mixta. Me animé y comencé a utilizar el gel facial de naranja para eliminar las impurezas de mi cara. Desde el primer día que lo usé sentí que mi piel estaba más limpia. Con el paso del tiempo, un mes exactamente, mi piel dejó de tener granitos. Por ello se convirtió en uno de los productos básicos en mi neceser de belleza. Ahora utilizo el limpiador de toronja y la verdad es que es aún más fuerte. Este es especial para las pieles grasas, por lo que tiene un efecto desintoxicante. En consecuencia, hace que aparezcan más granitos de lo normal. Sin embargo, cuando hayan salido y el cutis esté totalmente limpio lucirá terso y libre de imperfecciones. Es verdad que reseca un poco la piel; sin embargo, eso se soluciona con un poco de crema humectante.

Este video te puede gustar