Me dormí sin desmaquillarme y esto fue lo que pasó

¡Mi rostro lo está lamentando! Yo sé que he escrito miles de veces sobre las desventajas de dormir sin desmaquillarte, pero ¿que tal si lo ponemos a prueba? Una prueba 100% real que demuestra dos cosas: no estoy exagerando y de verdad afecta tu cutis. Por cuestiones de viaje, en estos últimos días me he dormido en el autobús con maquillaje y al despertar mi cara era un desastre. Esto fue lo que pasó cuando me dormí sin desmaquillarme. Yo te lo cuento todito.

Los granos que tenía se inflamaron

¿No les pasa que tienen un pequeño grano o punto negro que casi no se nota? Bueno, a esos me estoy refiriendo. Esas pequeñas imperfecciones que pasaban inadvertidas desearon destacar. Tenía una plasta de maquillaje por encima de tu rostro, además de la suciedad del ambiente y otras bacterias que se acumulan. Al no quitarme el maquillaje, la piel no respira durante la noche lo cuál hace que estos granos se super inflamen. Una de las peores consecuencias, pues son muy evidentes y mi piel se ve mucho más roja.

Al día siguiente me brotaron más granos

Además de los que ya tenía por ahí, me brotaron más granos en las mejillas, cuello y hasta uno cerca de la ceja. Los granos no tienen un lugar específico, brotan en donde se les pega la gana. Estos últimos días lo he lamentado, pues mi nariz está llena de puntos negros. Al maquillarme con mi base de maquillaje, los poros son aún más visibles. Lo peor es que no me resisto a exprimirlos y después se me hacen unas costras cafés muy feas. En serio, dormir sin desmaquillarme es uno de los peores errores que pude haber hecho.

Mi piel estaba super aceitosa

¡Es lo que más odio! Mi piel en sí es grasa y de por sí absorbe el maquillaje. O sea, imagínate cuanto maquillaje absorbió mientras me dormí. Al despertar sentía mi nariz mega grasosa y aceitosa, parecía que había sudado por horas, pero nada que ver. Si tu piel es normal, seca o mixta y lo has sufrido, pues para las pieles grasas es muchísimo peor. No sé si soy la única a la que le pasa, pero cuando me despierto sin haberme desmaquillado, me empieza a picar la cara. O sea, es una picazón leve, pero es molesta y me urge lavarme el rostro con un jabón facial.

Mis párpados ¡ni se diga! más aceitosos y manchados que nunca

Para las pieles grasas es una completa pesadilla. Los párpados también absorben el maquillaje y dejan manchas, en este caso las manchas de delineador. Ya ni importaba si me tallaba los ojos y se me corría el maquillaje, pues amanecí con una cara de mapache.

Tenía lagañas con mi máscara de pestañas

Las lagañas son algo muy normal de todas las personas al despertarse, pero estás se pegaron con la máscara que sobraba en mis pestañas. Algunas de ellas eran un poco oscuras y obvio, bastante notables. Además, al limpiarme los ojos se me cayeron dos o tres pestañas. Nada de qué alarmarse, pero comprueba que las pestañas sí se vuelven más frágiles si conservan el rímelo por más de ocho horas.

¿Y a ti cómo te ha ido cuándo non te has desmaquillado antes de dormir?

Este video te puede gustar