Mate o gloss, ¿cuál te queda mejor según tu tipo de labios?

¿Mate o gloss? Decidir entre ambos efectos puede ser complicado. Ambos son muy bonitos, pero aunque no lo creas, tu tipo de labios definirá cuál te queda mejor. Le puedes sacar mucho provecho a tus labios con solo pintarlos con el labial indicado. Con esta miniguía podrás elegir el mejor para ti.

Mate

  • Labios gruesos: El efecto mate es perfecto para tu tipo de labios, ya que los hará lucir suaves y aterciopelados. Mientras que el gloss solo hará que luzcan mucho más grandes y quizá no sea un efecto favorecedor. Tus labios tienen una gran ventaja: ¡pueden destacar con cualquier tono! Un tip super útil para pintar tus labios gruesos es delinear el borde interior con un lápiz delineador del mismo tono que tu labial. Así el tono resaltará al máximo y tus labios serán los protagonistas de tu look.
  • Boca grande: Son muy atractivas siempre que no aumentes su tamaño. Por esta razón te conviene evitar los labiales gloss y preferir los mate o cremosos.  Elige tonos rosados, rojizos o anaranjados. Evita los demasiado oscuros ya que harán una ilusión de labios muy grandes. Una idea buenísima si quieres lucir un maquillaje de labios un poco fuera de lo común es pintar únicamente el centro de tus labios con un toque de gloss.

Gloss

  • Labios pequeños: El gloss será tu mejor aliado para que tus labios luzcan más carnosos, suaves y definidos. Delinea el borde exterior de un tono similar al tono de tu labial. Después, pinta tus labios con un labial cremoso y por último pon el toque de gloss. Este pequeño truco les dará un efecto de volumen.
  • Boca pequeña: Nuevamente necesitarás crear la ilusión de que tu boca es más grande. Delinea la parte superior de tus labios ligeramente hacia afuera. Después, delinea el borde exterior de tu labio inferior. Aplica lipstick en crema y al final añade gloss.

Este video te puede gustar