Mascarillas para proteger tu piel de los estragos del frío

Tal vez sea una época muy hermosa por la víspera de Navidad y Año Nuevo, pero nuestra piel no dice lo mismo. De hecho, es la peor época para tu piel porque tiende a deshidratarse y a resecarse. Para que no suceda, hay que tomar medidas preventivas. No hay nada mejor que las mascarillas naturales que protegerán tu piel de los estragos del frío.

Papas y aceite de oliva

Los nutrientes de ambos ingredientes ayudarán a humectar tu piel. Así podrás evitar la resequedad de tu piel de los estragos del frío

Ingredientes:

  • 1 cucharada de papa rallada
  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • 1/2 cucharada de yogur griego

Mezcla muy bien todos los ingredientes. Aplica la mascarilla en tu rostro limpio y déjala reposar durante 15 minutos. También puedes reemplazar la papa por un plátano cortado en rebanadas, pues contiene los mismos nutrientes que tu piel necesita.

Aguacate, áloe vera y aceite de oliva

El aguacate siempre será nuestro mejor aliado cuando se trata de la belleza hecha en casa. Corta un aguacate a la mitad y ahora con la ayuda de un tenedor haz puré la pulpa. Después agrega una cucharadita de aceite de oliva y una de áloe vera. Mezcla muy bien los ingredientes y aplica la mascarilla en tu rostro con las yemas de tus dedos. Espera 15 minutos a que actúe y después enjuaga con abundante agua. Procura estar acostada para que no hagas un desastres con el aguacate.

Clara de huevo

Ideal para proteger tu piel grasa de los estragos del frío. Lo único que tienes que hacer es separar la clara del huevo y aplicarla sobre tu piel. Espera a que la clara se seque por sí sola y después enjuaga con agua tibia. Incluso funciona de maravilla para retirar los puntos negros. El procedimiento es el mismo, pero en vez de enjuagar vas a desprender la mascarilla.

Papaya

Sí la papaya es fresca por naturaleza, ¡imagina como dejará tu cutis! Toma un trozo no tan grande de papaya y hazlo puré. Después agrega una cucharadita de aceite de oliva y mezcla correctamente. Aplica la mascarilla y déjala reposar durante 15 minutos. Enjuaga con abundante agua ¡y listo!: rostro radiante, fresco e hidratado en poco tiempo.

Este video te puede gustar