Mascarillas de huevo para tu rostro ¡que sí funcionan!

Además de ser uno de los alimentos básicos y deliciosos, el huevo es eficaz para limpiar, hidratar y suavizar tu rostro. Si quieres conseguir una piel de ensueño no puede faltar una mascarilla de huevo en tu rutina de limpieza. No importa si tienes piel grasa, mixta, espinillas o manchas, hay una mascarilla de huevo para cada problema de tu rostro y lo mejor es que ¡sí funcionan!

Para piel grasa

¡Tener la piel grasa es toda una maldición! No es nada favorable, hay sebo por todo tu rostro, tu maquillaje es absorbido por la piel y además da la apariencia de acné. Por estas razones las mujeres de piel grasa sufrimos por mantener la piel equilibrada. Para limpiar tu piel profundamente y eliminar el exceso de grasa en tu rostro esta mascarilla de huevo funcionará de maravilla. La clara de huevo es un excelente regulador del pH.

Preparación y modo de uso:

Haz una mezcla de una clara de huevo con tres cucharadas de harina de avena. Una vez lista aplica sobre todo tu rostro, cuello y escote. Realiza ligeros masajes y deja reposar durante 15 minutos. Enjuaga con agua templada y ¡listo!

Para piel seca

La yema de huevo es buenísima para combatir la resequedad de tu rostro. Además, es una gran fuente de ácidos grasos y vitaminas ideales para hidratar tu piel.

Preparación y modo de uso:

Mezcla una yema de huevo con una cucharada de aceite de oliva y el jugo de un limón. Una vez lista la mezcla úntala de manera uniforme sobre todo tu rostro. Deja actuar durante quince minutos y enjuaga como de costumbre.

Bolsas bajo los ojos

La inflamación debajo de tus ojos te hace lucir cansada, opaca y sin energía, lo que no te favorece. Con esta mascarilla de huevo podrás disminuir las terribles bolsas bajo tus ojos. Ya que la clara de huevo funciona como un desinflamatorio natural.

Preparación y modo de uso:

Lo único que tienes que hacer es pasar un hisopo por la clara de huevo y frotar la zona afectada. Deja reposar durante diez minutos y enjuaga.

Tónico facial

No solo puedes hacer mascarillas con la clara o yema del huevo, también puedes hacer tu propio tónico facial casero. La clara de huevo contiene propiedades que ayudan a tonificar e iluminar el rostro, eliminando toda clase de impurezas.

Preparación y modo de uso:

Bate la clara de huevo hasta que quede como nieve. Después aplica sobre todo tu rostro con la ayuda de una brocha o un paño limpio pero evita el contorno de los ojos. Deja reposar durante 20 minutos o hasta que la mezcla seque por completo en tu piel. Retira con agua tibia.

Este video te puede gustar