Mascarilla de arcilla o de colágeno, ¿cuál es mejor?

Cuando de tu piel se trata, siempre buscas lo mejor para consentirla y hacerla lucir radiante a cada momento. En varias ocasiones puedes entrar en el conflicto acerca de qué ingrediente es mejor o peor para tu piel. En esta ocasión quiero darte a conocer los beneficios de la mascarilla de arcilla y la de colágeno. La decisión que tomes dependerá de las necesidades que tengas, no lo olvides.

La arcilla y tu piel

La arcilla ofrece propiedades y beneficios excelentes para tu belleza. Es una porción de tierra sobre la que no crece ninguna planta. El color depende de la zona en que esté, puede ser rojo, amarillo, blanco o gris. La que aporta más propiedades es la arcilla verde, aunque las otras también aportan beneficios.

Propiedades curativas

El barro está compuesto de calcio, silice y magnesio. Tiene propiedades refrescantes, descongestionantes,  cicatrizantes, purificadoras, relajantes y desinflamantes. Además, es un excelente regenerador celular. Es indispensable tomar en cuenta la manera en que se aplica, pues de eso dependerá las propiedades que se obtengan. Si está caliente y se aplica en una picadura, inflamación o corte, es excelente para desaparecer el dolor y la hinchazón. Sin embargo, conforme se caliente más el barro, irá perdiendo sus propiedades descongestionantes.

La arcilla ayuda a que la sangre circule con más fuerza, revitalizando los tejidos y órganos enfermos. También el cuerpo en general se limpia de toxinas, detiene los cultivos de microbios y rejuvenece la piel. Además, restablece las glándulas atrofiadas y fortalece al cuerpo.

Mascarilla de arcilla

La mascarilla de arcilla tiene un efecto exfoliante que ayuda a tener una piel más tersa, limpia, suave y estirada. Para preparar esta mascarilla no debes utilizar ningún utensilio de metal ni material sintético porque disminuye su eficacia. Puedes mezclar los ingredientes en un recipiente de madera, cristal o porcelana.

Piel seca

Mezcla arcilla verde con salvado de avena molido, aceite de almendras dulces, aceite de germen de trigo y 10 gotas de macerado de caléndula.

Piel grasa

Usa arcilla verde con agua y algas marinas.

Piel mixta

Mezcla arcilla verde con alga espirulina en polvo, una cucharada de aceite de almendras dulces y una cucharada sopera de levadura de cerveza.

Aplicación

Sea cual sea tu tipo de piel, puedes aplicarla de manera directa con las yemas de los dedos o una brocha delgada. Evita aplicar la mascarilla de arcilla en los ojos y labios. Una vez que se seque, habrá cumplido su papel absorbente y es momento de retirarla. Usa agua templada.

Beneficios del colágeno para tu piel

Es la proteína que tiene mayor presencia en el organismo de los animales. Podría definirse como un “pegamento”, pero también dota de resistencia y elasticidad al cuerpo. Tiene un papel esencial en la transmisión de fuerza de los músculos. Además de ser un nutriente que logra darle un buen estado.

Mascarilla de colágeno

Utiliza miel de manuka (contiene altas cantidades de colágeno). Debes aplicarla en tu rostro antes de bañarte y dejar que actúe por 20 minutos. Después enjuaga con abundante agua tibia.

¿Qué necesitas? Una piel tersa o con la fortaleza necesaria. Dependiendo de tu necesidad será la mascarilla que elijas.

Este video te puede gustar