Manicura con parafina, todo lo que tienes que saber al respecto

Probablemente hayas notado “manicura de parafina” y probablemente también te hayas preguntado ” qué no se usa solo en velas” . De hecho las manicuras con parafina se han usado por muchos años, estas suavizan  y revitalizan la piel de tus manos. Te voy a contar un poco más acerca de ellas. 

¿Cómo se hace la manicura de parafina?

Es una manicura que incluye cera de parafina, una cera incolora e inodoro derivada de la cera de abejas y el petróleo. Se sumergen las manos en cera caliente o se usa un pincel para aplicar la cera encima de la piel hasta que esta tenga varias capas. Cuando tus manos están enceradas se te coloca un guante de plástico y se envuelve las manos en toallas calientes para aumentar los beneficios del tratamiento. La cera suele mezclarse con aceites esenciales para duplicar los beneficios y darle un aroma agradable al tratamiento. Ya que se enfría la cera, se quita con cuidado y se pasa a un manicura tradicional. 

Los beneficios del tratamiento

Las manicuras de parafina son excelentes para curar las manos secas y agrietadas, volviéndolas sedosas y suaves. Una vez que la cera se endurece alrededor de las manos, abre los poros para liberar la suciedad o las toxinas, al tiempo que elimina las células muertas de la piel. La cera puede ayudar a agregar humedad a la piel mientras que se hace una barrera para detener los aceites naturales. Además gracias al calor ayuda al aumento del flujo sanguíneo. Es un tratamiento recomendable para personas que sufren de artritis, fibromialgia y otros problemas de movilidad articular. La cera ayuda a aliviar el dolor y aumentar la elasticidad de la piel. 

La manicura con parafina es un excelente remedio para la piel reseca. De hecho es un tratamiento que puedes hacer en casa. En muchos negocios de belleza se vende la materia prima (parafina) puedes agregarle los aceites esenciales que usas en tu cabello o en la piel de tu rostro.

Este video te puede gustar