Mandamientos para el cuidado de la piel y lucir un bello cutis

¿Quieres un bello cutis pero no sabes cómo? ¡Fácil! Con estos mandamientos del cuidado de la piel podrás tener el cutis más hermoso de todos. Porque tener una piel hermosa garantiza un maquillaje de 10 y una belleza que durará toda la vida.

Identifica tu tipo de piel

No puedes seguir una rutina de cuidado facial para piel normal si la tuya es grasa. No te traerá ningún beneficio y no podrás deshacerte nunca del brillo, ¿me explico? Lograr un bello cutis es fácil cuando conoces tu tipo de piel, así le darás los cuidados correctos con los productos correctos.

Haz una limpieza suave

Una vez que tengas en cuenta cuál es tu tipo de piel, ahora sí puedes elegir los productos correctos de limpieza facial. Opta por un gel limpiador facial para tu tipo de piel y úsalo en la mañana y en la noche.

No descuides las zonas que necesitan más atención

Otro de los mandamientos para el cuidado de la piel que no muchas toman en cuenta pero deberían. ¿Qué zona de tu rostro necesita más cuidado?, ¿tus ojeras?, ¿poros abiertos?, ¿arrugas prematuras? Para cada zona existe un tipo de cuidado, por ejemplo: las ojeras. Hay mascarillas y tratamientos para reducir las ojeras y darle a tu piel un aspecto más radiante y cuidado.

La exfoliación es indispensable

¡Sí que sí! Un bello cutis se obtiene a través de la limpieza y la exfoliación. Tienes que eliminar todas esas células muertas que tu rostro no necesita. Recuerda que la exfoliación se hace de acuerdo a tu tipo de piel. Si es seca y sensible una vez al mes, si es grasa una vez a la semana. Incluso puedes hacer tu propio exfoliante casero. También puedes exfoliar el resto de tu cuerpo como codos, rodillas y piernas.

Hidrata

Un hidratante facial será tu mejor aliado en tu rutina de cuidado diario. Como una ayuda extra, te recomiendo un tónico facial que elimine todos los residuos de tu rostro y permite una completa hidratación.

Protege tu piel del sol

Sin importar qué tan nublado sea el día, siempre debes proteger tu piel de los rayos solares. Aplica un protector solar por todo tu cuerpo y rostro antes de salir. Reaplica cada cuatro horas para no perder su efecto y, ¡ojo!, procura comprar uno que no sea demasiado aceitoso. Incluso hay hidratantes con color para el rostro con FPS.

Este video te puede gustar