Lupus y el tratamiento alternativo para combatirlo de manera natural

El lupus es una enfermedad en la que el sistema inmune del organismo ataca sus propios tejidos y órganos. No hay dos casos iguales de lupus, pues las manifestaciones y síntomas se presentan según el órgano o sistema afectado. En algunos casos hay erupción cutánea, fiebre, fatiga o inflamación. Esta puede afectar seriamente la función de órganos vitales. En la actualidad se siguen buscando los mejores tratamientos para combatirlo y una de las opciones más recientes es el tratamiento alternativo.

El organismo y el lupus

En tanto que se desconoce el origen del lupus, se cree que se debe a una combinación de predisposición genética y el entorno. Es posible que el sistema inmune ataque los tejidos sanos debido a un favor ambiental que desencadena esa manifestación. Los posibles factores desencadenantes son la luz solar, algunas infecciones y ciertos medicamentos. En algunos casos el tratamiento alternativo resulta un aliado para disminuir los síntomas o molestias. No obstante, siempre es necesario contar con opinión médica especializada.

Tratamiento alternativo

  • Aceite de pescado: Es muy efectivo gracias al ácido graso omega 3 que contiene. Ten en cuenta que podrías presentar ciertos efectos secundarios, como náuseas, sabor a pescado en tu boca o muchos eructos.
  • Dehidroepiandrosterona (DHEA): Hormona que ayuda a estabilizar síntomas en las personas con lupus. Se consigue en forma de cápsulas en tiendas de suplementos.
  • Vitamina D: Ayuda contra el trastorno autoinmune.

Lo que debes evitar…

Así como hay ingredientes que ayudan, hay otros que podrían poner en riesgo tu salud. Toma nota de lo que NO debes consumir. El alfalfa, por ejemplo, induce o exacerba el lupus. Si ya tienes la enfermedad, lo mejor será que la evites por completo. Tampoco debes considerar consumir melatonina hormonal, porque modula el sistema inmunitario aumentando la actividad de algunas células. La echinacea también debe evitarse, puesto que puede empeorar la afección. Claro que lo mejor siempre será que acudas con el especialista para no ponerte en riesgo. Si te interesa seguir algún tratamiento antes mencionado, consulta con tu médico.

Este video te puede gustar