Los pros y contras del microblading (no duele tanto)

Cada vez escuchamos más sobre el microblading para conseguir un delineado permanente de nuestras cejas. Sin embargo, como con toda técnica nueva, muchos mitos rodean a este procedimiento. Por eso te contamos todo lo que necesitas saber para decidir si el microblading es para ti.

¿Qué es microblading?

No todas nacimos con cejas perfectas. Algunas tenemos pequeños agujeros, otras quieren rellenar sus cejas o agregarles un arco más pronunciado. El microblading te permite tatuarte una ceja natural indetectable. Las cejas enmarcan las expresiones de tu rostro y con esta técnica semipermanente puedes mejorar su apariencia sin pelearte con tres tipos diferentes de maquillaje.

Esta técnica no te va a dejar cejas de gusanito, como en los 2000, más bien va a hacer trazos que parecen vellos reales, uno por uno. Durante el proceso de microblading se usa un lápiz y una aguja especial que depositan pigmento en la epidermis dibujando trazos individuales que logran un efecto 3D. Es una técnica más superficial que la micropigmentación y deja un acabado más natural.

Ventajas

  • El microblading sirve para pieles claras y morenas por igual.
  • Este proceso beneficia a todo tipo de personas. Inclusive a quienes sufren de alopecia, tricotilomanía o hasta quienes han pasado por quimioterapia.
  • Es un proceso minucioso. Primero se debe determinar la forma de cejas que más te favorece. Este paso puede tardar hasta una hora, así que no confíes mucho en quien te prometa hacer todo el proceso en menos de una hora. Hacerlo con prisas puede dejar un resultado indeseable.
  • Los resultados tardarán hasta dos años en desvanecerse.
  • Podrás ver la diferencia de inmediato.
  • Un buen profesional te aplicará la correcta combinación de anestésicos para que no sientas dolor alguno. Así que eso ya no es excusa.
  • Los pigmentos se mimetizan con el color de la piel y tus propias cejas. De hecho, es probable que te hagan un retoque el primer mes para reforzar el mejor tono para ti.
  • Después de la curación no requieren ningún cuidado especial y no se desvanece fácilmente.
  • Con el microblading ahorrarás tiempo cada mañana al arreglarte para salir.
  • El tratamiento no interrumpirá tu vida, solo tendrás un poco de inflamación o enrojecimiento y se quitan aplicando frío en la zona.
  • Es un procedimiento muy económico.

Desventajas

  • Existe un pequeño riesgo de sufrir una reacción alérgica. Sin embargo, un profesional responsable te hará una prueba de alergia 24-48 horas antes. Así eliminarás la posibilidad por completo. Además, se utilizan pigmentos inorgánicos de base mineral que son hipoalergénicos.
  • La primera semana después del tratamiento no podrás nadar, exponerte al sol, usar lentes de contacto ni maquillarte.
  • La  completa curación dura entre 25 y 30 días. Sin embargo los cuidados especiales solo los tendrás la primera semana.
  • Necesitarás algunas sesiones de retoque. El primer mes suele desvanecerse 30% del color, así que deberá ajustarse a ver si ese tono te gusta. Después, necesitarás retocar cada 12 a 18 meses. Sin embargo, esto también puede ser una ventaja por si quieres un cambio radical de color de cabello y necesitas que tus cejas se reajusten.
  • El microblading lamentablemente no funciona cuando la persona tiene vitiligo. Lo único que consigue es disminuir el contraste de coloración, equiparando el tono de la zona despigmentada con el color de la piel.

Este video te puede gustar