Los peores errores al usar rímel, ¡evítalos!

Usar rímel parece una cosa tan simple. Sólo sacar el cepillo del botecito con pintura, aplicarlo en las pestañas y listo. Sí, parece muy simple, pero es todo un arte que si no sabes llevar a cabo, puedes terminar arruinado tu mirada. ¿Quieres saber qué es lo que debes cuidar para que tus ojos no se arruinen cuando aplicas tu rimel?

Mirada más atractiva

Hay que reconocer que este producto nos ayuda a resaltar nuestra mirada, además de alargar las pestañas. Sin duda es un complemento de makeup que no puede faltar. Incluso las chicas que ya son expertas en el arte de aplicarlo, podrían llegar a cometer algún error. Tomen nota y exploten su conocimiento.

Cómo debes aplicar

Para empezar, considera que debes aplicar tu máscara de pestañas desde la raíz. O sea, desde lo más cercano al ojo. Si aplicas desde ahí, tus ojos lucirán más y tus pestañas se verán más gruesas. Eso sí, jamás apliques miles de capas porque tus pestañas terminarán pareciendo arañas en bola. Lo correcto es sólo poner tres capas: la primera de la raíz a la mitad de la pestaña, la segunda de la mitad hacia afuera y la tercera que abarque toda la pestaña. ¡Listo! Por cierto, jamás debes bombear el tubo de la máscara, pues entrará aire en el producto y eso perjudica la aplicación.

Cuida tus pestañas

A la hora de usar rímel, nunca dejes pegadas las pestañas entre ellas. Debes aplicar poco rimel para evitar plastas entre tus pestañas, porque sino a la hora de desmaquillarte terminarás tirándote muchas pestañas. También recuerda que no debes enchinar las pestañas después de aplicar tu máscara. ¿Por qué? Porque tendrás que ponerte más rimel y las pestañas se quebrarán.

No compartas tu rimel, ¡nunca!

El peor error que puedes cometer es compartir tu rimel con tu mamá, con tus amigas o con cualquier otra mujer. No lo hagas porque podrían terminar con una terrible infección. Lo mismo pasa si usas productos caducados.

Este video te puede gustar