Los granos en tu rostro pueden deberse a estas 6 cosas

Los granos en la cara pueden deberse a muchos factores, desde problemas hormonales, mala alimentación, alto consumo en grasas o hasta infecciones en la piel. Sin embargo, eso solo puede determinarlo un médico. Si sufres por la constante aparición de granitos en tu rostro, puede deberse a estas seis cosas, ¡toma nota!

1. Falta de agua

La falta de agua en el organismo puede ocasionar la aparición de granos y acné en la cara. Si prefieres las bebidas azucaradas, los jugos o los refrescos en lugar de agua natural, tu piel te está diciendo que necesita hidratación. Es importante tomar de 6 a 8 vasos de agua al día para lucir una piel saludable.

2. Poros tapados

Una mala rutina al desmaquillarte, el exceso de polvos o maquillajes muy pesados pueden ocasionar la aparición de granitos en tu rostro. Por eso es importante que cada semana, antes de irte a dormir, realices una exfoliación de tu rostro. De preferencia no utilices desmaquillantes a base de aceite para no obstruir más tus poros.

3. Problemas hormonales

Si constantemente tienes acné o granitos en la cara quizá se deba a un desajuste hormonal. No estaría de más que visites a tu médico para que te realice un examen completo y descartar que tengas algún problema hormonal.

4. Mala nutrición

La mala nutrición o el exceso de grasas también ocasiona que te salgan granitos en la piel. Comer sano es básico para lucir una piel sana y hermosa. Evita los carbohidratos y las grasas. Incorpora más vegetales verdes a tu dieta y verás como desaparecen los granitos.

5. Mala higiene

Los granitos en la cara muchas veces son causa de una mala higiene. No quiere decir que no te bañes, sino que no realizas una limpieza de tu cara al terminar el día. La recomendación es hacer una limpieza profunda del rostro, tanto con gel para la cara como con agua micelar.

6. Infecciones en la piel

Aunque no utilices maquillaje, el rostro acumula impurezas a lo largo de todo el día. Estas ocasionan pequeñas infecciones en la piel. Incluso pueden contaminar tus brochas y esponjas, por eso es recomendable lavarse la cara con agua fría antes de irte a dormir. Lava también tus esponjas y brochas cada semana.

Este video te puede gustar